Ministro de la Defensa Mattis quiere una exención bajo la ley CAATSA, si no los aliados se van a amontonar a comprarle armas a Rusia

30 de abril de 2018

30 de abril de 2018 — En la audiencia de la Comisión de Servicios Armados del Senado que se llevó a cabo el jueves 26 de abril, el Secretario de la Defensa James Mattis solicitó que el Departamento de Estado le conceda una exención de seguridad nacional bajo la Ley para Contrarrestar a los Adversarios de America mediante Sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés) que actualmente ordena que se impongan sanciones en contra de los países que le compren armas a Rusia.

Esa dispensa es necesaria, dijo Mattis, porque a como están las cosas, “Rusia está en posición, básicamente, de darnos jaque mate,.. No tenemos más que mirar a India, Vietnam y algunos otros para reconocer que al final de cuentas, nos estamos paralizando nosotros mismos”. Sin esa exención, va a ser más difícil convertir a países que históricamente han dependido de las exportaciones de defensa de Moscú para que se conviertan en aliados de EU, explicó Mattis, según informó el portal electrónico Defense One especializado en asuntos de la defensa.

Otros países que pudieran estar sujetos a las sanciones impuestas bajo el CAATSA, si no hubiera una exención, serían India, Indonesia y Turquía. El hecho de que Turquía haya decidido comprarle a Rusia sistemas de defensa aérea S-400 ha causado mucha alarma en Washington, tal que la semana pasada, el subsecretario de Estado Wes Mitchell le dijo a la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Representantes que la compra de Turquía podría llevar a sanciones bajo la sección 231 de CAATSA y le advirtió a Turquía no salirse del redil de la OTAN.

Un comentario interesante en la audiencia provino del senador Jack Reed (demócrata por Rhode Island), quien le preguntó a Mattis sobre la falta de flexibilidad en las sanciones a Rusia en general. Después de la anexión de Crimea y los acontecimientos en Ucrania, la Ley de Autorización de Defensa Nacional del 2015 prohibía la cooperación bilateral entre las fuerzas armadas con Rusia, “lo que en ese entonces tenía perfecto sentido”, dijo. Pero “en este momento, cuando estamos en una situación muy desafiante en muchas zonas del mundo, ¿no tendría más sentido revisar esas disposiciones y volverlas más flexibles, de forma tal que se pueda llevar a cabo un diálogo entre fuerzas armadas con Rusia en ciertas situaciones?”, añadió.