Trump: Mueller está interfiriendo en las elecciones de medio período con el Rusiagate

30 de may de 2018

30 de mayo de 2018 –- El Presidente Trump atacó este martes 29 al fiscal especial Robert Mueller, por continuar la larga investigación de la supuesta influencia rusa sobre él, y le imputó que al mantener la investigación andando, Mueller está interfiriendo en las elecciones de medio período que se llevaran a cabo noviembre.

Trump tuiteó el martes: “Los 13 demócratas furiosos (además de gente que trabajó por diez años para Obama) trabajando en la amañada cacería de brujas contra Rusia, estarán INTERFIRIENDO en las elecciones de medio período, en especial ahora que los republicanos (¡manténganse duros!) está encabezando las encuestas”. Y agregó: “¡No hubo colusión alguna, salvo la cometida por los demócratas!” (énfasis en el original). Luego más adelante publicó otro tuit en donde dice que debería estar investigando a la campaña de Hillary Clinton.

Parece ser que los “13 demócratas furiosos”, son una referencia al hecho de que 12 de los 17 miembros del equipo de Mueller son demócratas, informó VICE News.

El periódico American Spectator del martes 29 publicó un artículo titulado “Los tres chiflados del espíagate” firmado por George Neumayr. Este muestra que Comey miente con relación a todo, incluso sobre cuestiones simples como si él había visto a John Brennan y a James Clapper juntos desde que lo despidieron. Cuando le preguntaron, Comey respondió primero, “No, no”, sin embargo luego dijo, “en realidad tuve una cena con ellos dos, junto con nuestras esposas”.

Neumayr dice que estos “tres chiflados” todavía tienen que pronunciar el nombre de Stefan Halper. El ex Director de Inteligencia Nacional, Clapper, se frotó su cabeza calva y alegó que no sabía nada de Halper: “Yo no conocía a este informante”, lo cita Neumayr. Clapper además insistió que nadie en la Casa Blanca de Obama tenía conocimiento de esto, y afirmó que “ciertamente, el Presidente [Obama] no lo sabía”. Pronto va a salir que Obama sí lo supo, y que además aprobó lo sucedido. Lo que convirtió esto en “una cuestión excepcionalmente, excepcionalmente delicada”, según palabras de Brennan; “fue que estaban espiando la campaña presidencial de un partido de oposición”.

Los “tres chiflados” le dijeron a Neumayr que el agente británico Halper, quien trató de conseguir un puesto en la campaña, y empañar a Carter Page, y trató de entrampar a George Papadopoulos, “no estaba espiando”; solo “observaba”, “ayudando en una investigación del FBI”, o como dijo John Brennan, “buscando algún discernimiento”.

Pero en cuanto una narrativa empieza a dañar a los demócratas, la sueltan, dice Neumayr, y señala a Jim Sciutto de CNN, quien había sido un designado por Obama. Halper, dice Sciutto, en serio, no era un espía sino “una fuente confidencial humana”.

Con la extrema saturación de mentiras espetadas por mentirosos demasiado expuestos, no es de sorprender que la nueva encuesta de Rasmussen que se realizó el fin de semana del Día del Memorial, muestra que la mayoría de los republicanos están convencidos de que funcionarios de policía de muy alto nivel en el gobierno nacional trataron ilegalmente de impedir que Trump fuese Presidente.