El imperio británico y sus lacayos están histéricos y delirantes por la cumbre Trump-Putin

29 de junio de 2018

29 de junio de 2018 — Los medios noticiosos dominantes no solo se las han arreglado para pasar a segundo plano o desvirtuar la próxima cumbre Trump-Putin y siguen llenando sus primeras planas con cualquier otra cosa. Pero si quieren saber lo que piensa realmente el imperio británico y sus lacayos, lean el artículo del Times de Londres del jueves 28, en su edición de subscripción que tiene una nota titulada “Crecen los temores por la posibilidad de un ‘Acuerdo de Paz’ de Trump con Putin”.

“Gran Bretaña teme que el Presidente Trump socave a la OTAN al llegar a un ‘acuerdo de paz’ con el Presidente Putin, cuando los dos se reúnan el mes próximo. Algunos ministros del gabinete están preocupados de que el señor Trump pueda ser persuadido a reducir el compromiso militar de Estados Unidos en Europa, poniendo en entredicho la defensa de los países de la OTAN contra la agresión rusa. Algunos funcionarios están preocupados también de que Trump le podría entregar al señor Putin una victoria propagandística al cancelar o cambiar los ejercicios militares que planea la alianza”, dice la nota del Times.

“Un ministro del gabinete dijo: ‘De lo que estamos nerviosos es de que de repente se anuncie algún tipo de ‘acuerdo de paz’ entre Putin y Trump. Podríamos ver que Trump y Putin dijesen, ‘¿por qué tenemos todas estas instalaciones militares en Europa?’ y acuerden eliminar conjuntamente eso’. Los ministros agregaron que la política de cualquiera de esas medidas del señor Trump sería muy difícil de navegar: ‘Es muy difícil ir en contra de la paz, pero ¿sería paz real?’ ”, agrega la nota.

Por su parte, el ex primer ministro británico Tony Blair (el mentiroso en jefe a la hora de inventar cuentos para provocar una guerra) se mostró tan enojado que amenazó a Estados Unidos con otro Hitler si no se comportan. En un discurso que dio en Chatham House (el Real Instituto para Asuntos Internacionales) que publicó el diario Guardian el 26 de junio, decía que le diría a Donald Trump, antes de la visita de Trump a Europa en julio, “que debemos de actuar para preservar la alianza transatlántica, o si no, el debilitará a todo occidente en la lucha en contra de las naciones ascendentes como China”.

Blair diría en Chatham House que “la alianza transatlántica es el cimiento de nuestro sistema de valores y nuestro modo de vida. Pero la derecha la ha relegado como algo secundario al interés nacional, en vez de considerarlo como parte de el mismo, y la reacción refleja de la izquierda en contra de todo lo que venga de Estados Unidos, está dejando esta alianza en peligro de fractura...

“La globalización y sus promotores están a la defensiva. El populismo de izquierda y derecha se encuentran en un cierto punto en sus ataques a los acuerdos de libre comercio, la inmigración y las alianzas internacionales. Todo se pinta como contrario a la prioridad del interés nacional individual.

“En cuanto queda claro de que el populismo no funciona, porque en última instancia solo ofrece expresiones de furia y no respuestas eficaces, los populistas redoblan la apuesta, y alegan que el fracaso es resultado la falta de entusiasmo y que solo funcionará más de lo mismo.

“¿Quién sabe a donde nos lleva la dinámica de este escenario? Luego las comparaciones con la década de 1930 no parecen tan descabelladas”.

Algo sabe Blair, pues fue el mismo grupo de oligarcas financieros de donde procede que llevó a Hitler al poder entonces.