China anuncia avances en el control de los riesgos financieros. Un informe nuevo del FMI advierte que E.U. enfrenta riesgos cada vez mayores

6 de julio de 2018

5 de julio de 2018 — El 2 de julio, las autoridades financieras chinas se reunieron bajo los auspicios del Consejo de Estado, con el fin de revisar las medidas tomadas para mejorar la estabilidad financiera. El grupo dio a conocer una declaración en donde afirman que “el sistema financiero del país ha visto desarrollos positivos en el sistema de supervisión y manejo de riesgos... El desapalancamiento estructural ha estado avanzando de forma ordenada, se han contraído los negocios financieros altamente riesgosos... se ha contenido el desorden financiero”, según informó la agencia Xinhua.

La comisión que se reunió esta semana fue creada en el 2017 con el encargo de supervisar las acciones encaminadas a disminuir los riegos financieros. Preside la comisión el viceprimer ministro Liu He, economista renombrado. El director del Banco Central, Yi Gang, es el segundo al mando en la comisión. Esa comisión va a seguir funcionando, sosteniendo reuniones plenarias regularmente, y anunció un plan a tres años.

También esta semana, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dio a conocer su revisión anual por país para Estados Unidos. En lo que bien pudiera caracterizarse como “ver la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el suyo” los directores ejecutivos del FMI le advierten a EU sobre el potencial de que las tomas de riesgos pudieran resultar en “volatilidad en los mercados financieros”, un término amable para definir el caos. Por “tomas de riesgos”, el FMI se refiere a las reducciones en los impuestos del gobierno, aumento en el gasto y fricciones comerciales.

Los directores ejecutivos del FMI dicen, según la declaración sobre la política económica de EU, citada por Xinhua, que “al nivel actual del ciclo económico, la posición de política fiscal expansionista, si bien le da un impulso a la producción de EU y del mundo en el corto plazo, en el mediano plazo podría aumentar los riesgos y la incertidumbre”. La declaración del FMI destaca que “señalaron una sorpresa en la inflación, como un riesgo importante que, de realizarse, podría crear volatilidad en los mercados financieros, con consecuencias globales negativas”.