La City de Londres, aunque en quiebra, amenaza: Pese al Brexit, seguiremos teniendo el control de los derivados financieros

2 de agosto de 2018

2 de agosto de 2018 — “Gran Bretaña le ha advertido a Bruselas que miles de fondos de inversión europeos quedarán amenazados si se rehúsan a doblegarse a las exigencias de un acuerdo comercial integral con la City de Londres después del Brexit”, informó el The Times de Londres, el lunes 30 de julio. “La estrategia británica de amenazar con represalias de ojo-por-ojo está diseñada para destacar el daño que podría causarse si Gran Bretaña no consigue un acuerdo especial para la City”.

La amenaza de “ojo por ojo” del Reino Unido consiste en que, si a las firmas de la City de Londres no se les permite rienda suelta para vender contratos de derivados financieros en la Unión Europea (UE), las firmas de la UE serán excluidas del Reino Unido. Un funcionario anónimo del gobierno señaló, en tono de burla, que “esto no tiene la intención de ser una amenaza. Más bien, queríamos presentar lo que ambas partes podrían perder si no conseguimos un buen acuerdo, y se recibió con ese ánimo”.

Sin embargo, la realidad de esta amenaza mafiosa de Londres ya la había hecho tajantemente desde julio de 2017 Jeremy Browne, quien estuvo en el gobierno de la City de Londres, en el Despacho de Relaciones Exteriores y Coloniales, y fue también miembro del Parlamento: “Londres es el acceso financiero de Europa para los mercados mundiales. Es probablemente el centro financiero más importante de cualquier parte del mundo. Si Europa no tiene a Londres como su entrada a los mercados financieros globales, no tendrá entrada a los mercados financieros globales”.