Quienes llevaron a los nazis al poder en Ucrania están desestabilizando a Zimbabue

4 de agosto de 2018

32 de agosto del 2018 — El alemán Elmar Brok, miembro del Parlamento Europeo, y quien jugó un papel central y sanguinario en la instrumentación del golpe de Estado nazi en Ucrania, está tratando ahora de hacer lo mismo en Zimbabue, que acaba de tener sus primeras elecciones desde que derrocaron a Robert Mugabe en el 2017.

Luego de que varios equipos internacionales de observadores, entre ellos la Asociación para la Libertad de Investigación y de Cooperación Internacional (AFRIC en sus siglas en ingles), un equipo indio, y una misión de observación de la Comunidad de Desarrollo de África Austral, aprobaron preliminarmente el proceso electoral, Brok, encabezando al equipo de observación de la Unión Europea, hizo críticas incendiarias (además de mencionar que los electores se quejaron de haber sido intimidados) y alegó que la comisión electoral estaba parcializada con el gobierno. Su único propósito fue darle credibilidad al candidato de oposición, Nelson Chamisa, del Movimiento por el Cambio Democrático (MCD), quien dijo que hubo fraude. Chamisa es conocido por sus fantasías, entre ellas afirmaciones increíbles de que se reunió con el Presidente Donald Trump en la Casa Blanca, y con la reina Isabel II de Inglaterra; las dos cosas mentira pura.

Elmar Brok hizo observaciones exaltadas, pero reconoció que todavía no sabía si los inconvenientes tendrían algún efecto en los resultados de la votación. Aunque ya se había anunciado que el conteo de los votos tomaría cinco días, Brok insistió en que tenía que ser más pronto: “Quisiera pedir que se dé a conocer tan pronto como sea posible [el resultado] de la elección presidencial. Los resultados a la Presidencia se contabilizaron primero en los centros electorales, por lo tanto yo todavía no entiendo por qué se daría a conocer de último”.

A las declaraciones de Brok, calculadas obviamente para provocar, le siguió el anuncio de la alianza del Movimiento por el Cambio Democrático (MCD) de una campaña de violencia. Fueron asesinadas tres personas, y muchas otras resultaron heridas, durante los ataques a negocios y comercios en Harare, capital de Zimbabue, el 1ro de agosto. Acorralaron las oficinas de la Comisión Electoral de Zimbabue, el Centro de Resultados Nacionales, y el Centro Internacional de Conferencias de Harare.

Las declaraciones de Brok sentaron las bases para que Chamisa pudiera afirmar que él fue el que ganó las elecciones, y decir que si hubiera ganado el Presidente Emmerson Mnangagwa, candidato de la Unión Nacional Africana de Zimbabue (Frente Patriótico o ZANU-PF) ya habrían anunciado el resultado, pasando por alto el hecho de que las leyes electorales dicen que la Comisión Electoral tiene hasta cinco días para dar los resultados.

Los resultados para las elecciones del Parlamento ya se dieron a conocer, dándole al ZANU-PF dos tercios de los curules.