El libro de Woodward: Fear: Trump In the White House es una farsa

6 de septiembre de 2018

6 de septiembre de 2018 — Quienes trabajan realmente día con día en la Casa Blanca de Trump, denunciaron tajantemente el último libro de chismes de Robert Woodward, Fear: Trump in the White House (Miedo: Trump en la Casa Blanca); los mismos que según dice Woodward, denunciaron a Trump, todo esto recabado mediante fuentes anónimas de tercera mano, por supuesto.

Entre los tuits que envió el Presidente sobre esto, están los siguientes:

“El libro de Woodward ya desacreditado, tiene tantas mentiras y fuentes falsas, dice que yo califiqué a Jeff Sessions de retardado mental y de sureño tonto. Yo no hice NINGUNA DE LAS DOS COSAS, nunca usé esos términos contra nadie, incluyendo a Jeff; y el ser sureño es una GRAN cosa. ¡Inventó todo esto para dividir! y

“¿No es una vergüenza que alguien pueda escribir un artículo o un libro, con mentiras totalmente inventadas y formar una imagen de una persona que es literalmente lo opuesto exactamente a la realidad, y salirse con la suya sin recibir ningún castigo ni costo? Yo no sé por qué los políticos de Washington no cambian las leyes sobre difamación”.

El Pentágono dió a conocer la siguiente declaración del Secretario de la Defensa James Mattis:

“Las palabras despectivas sobre el Presidente que se me atribuyen en el libro de Woodward nunca fueron pronunciadas por mí o en mi presencia. Aunque por lo general disfruto leer libros de ficción, este es un tipo de literatura exclusivamente washingtoniano y sus fuentes anónimas no tienen ninguna credibilidad...

“Al servir a esta administración, la idea de que yo pudiera mostrar desprecio por el Comandante en Jefe electo, el Presidente Trump, o que tolerase la falta de respeto para el cargo del Presidente dentro de nuestro Departamento de Defensa, es producto de la rica imaginación de alguien”.

El Oficial Mayor actual y antiguo asesor de Seguridad Nacional, John Kelly dijo:

“La idea de que yo hubiera podido haber llamado idiota al Presidente no es cierta, de hecho lo contrario es la verdad. Como lo afirmé en mayo pasado y que aún sostengo todavía, ‘Yo paso más tiempo con el Presidente que nadie más, y tenemos una relación increíblemente fuerte y franca’. El siempre sabe cual es mi posición y él y yo sabemos ambos que toda esta historia no es más que pura mierda. Estoy comprometido con el Presidente, su agenda y nuestro país. Este no es más que otro intento patético para calumniar a personas cercanas al Presidente Trump y distraer la atención sobre los muchos éxitos de este gobierno”.