Reconstrucción, desarrollo y conectividad, es la contribución de China en Siria

9 de octubre de 2018

9 de octubre de 2018 –- El académico ruso, Alexander Lomanov, director honorario de investigación en la Academia de Ciencias rusa del Instituto para Estudios sobre el Lejano Oriente, abordó el papel crucial de China en el futuro de Siria luego de la derrota del flagelo terrorista. En entrevista con Rossiyskaya Gazeta, periódico ruso diario y órgano oficial del Gobierno ruso, Lomanov dijo: “La participación de Siria en el proyecto de La Franja y la Ruta es mucho más importante para Pekín que la mera producción de petróleo. Siria ofrece muchos beneficios como una base logística y de producción, con una ubicación conveniente para el tránsito, disponibilidad de puertos marítimos, mano de obra económica, y proximidad a Europa central y oriental. China ve a estas regiones como un punto de entrada a los mercados de la Unión Europea (UE). Si en algún momento futuro se abre la frontera entre China y Turquía, o surge una red ferroviaria de Iraq a Tartus [en la costa mediterránea de Siria], entonces China podrá enviar por tierra productos a Siria, evitando el transporte marítimo”, explicó.

Siria podría incluso ser un centro de producción, afirmó, incluyendo a las compañías chinas que se podrían establecer allí para producir para los mercados europeos. Y si de la reconstrucción hablamos, dijo que “Pekín quiere que Siria utilice las tecnologías chinas y está interesada en que especialistas chinos trabajen en ese país. Tomando en consideración la difícil situación económica en Siria, probablemente China no le imponga una deuda muy pesada a Damasco y tratará de hacer todo lo posible a manera de subsidio con tal de que se utilicen equipos y especialistas chinos”.