Lavrov destaca de nuevo que Trump quiere buenas relaciones con Rusia, pero se ve limitado por la política interna

7 de noviembre de 2018

7 de noviembre de 2018.- El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov dio una entrevista al periódico español El País en vísperas de su visita a España el 6 de noviembre para reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores, Josep Borrell, en donde se explayó en lo que ha dicho repetidamente sobre el enfoque del Presidente estadounidense Donald Trump hacia Rusia:

“Donald Trump ha dicho repetidamente en comentarios públicos y en los contactos bilaterales que quiere normalizar las relaciones entre Rusia y EU. Yo creo que realmente quiere cambiar la atmósfera para que mejore el diálogo, encontrar puntos en común en diversos asuntos, y esto no se debe a que tenga algún tipo de sentimiento especial por nuestro país”. Trump entiende que “una cooperación estable y predecible con Rusia sin duda alguna es más del interés de los estadounidenses que seguir con una confrontación sin sentido” dijo Lavrov.

“En Washington utilizan mucho la ‘carta rusa’ en enfrentamientos políticos; inflan artificialmente las actitudes rusofóbicas. Queremos pensar que en cierto momento las élites estadounidenses van a poder arreglarse entre ellos y sus desacuerdos van a dejar de envenenar los lazos entre Estados Unidos y Rusia”, agregó Lavrov. Comentó también que se programó el retiro de EU del Tratado INF para que coincidiera con las elecciones de medio período en EU y que “desafortunadamente, hasta los tratados sobre desarme entre nuestros países, que son importantes para mantener la estabilidad global, se convierten en rehenes de estos” problemas internos de Estados Unidos.

El problema es que “la clase política estadounidense se ha negado testarudamente a aceptar la realidad de que está tomando cuerpo un orden mundial multipolar” y se aferran a la idea de que “son un hegemón mundial que ordena a los demás cómo comportarse... En este respecto, se utilizan vigorosamente contra nosotros las sanciones económicas unilaterales, otros medios de contención, empezando por una concentración militar en nuestras fronteras y concluyendo con una escalada sin precedentes en la campaña informativa antirrusa”, explicó.

La Unión Europea (UE) está sufriendo por todo esto, afirmó Lavrov. “Objetivamente, las sanciones no benefician ni a Rusia ni a la UE. Es importante que los políticos europeos entiendan finalmente esto”.

“Por nuestra parte, hemos estado y seguiremos estando abiertos a sostener un diálogo pragmático y constructivo y a desarrollar relaciones basadas en los principios del derecho internacional, el respeto mutuo y la consideración de los intereses da cada uno”, concluyó Lavrov.