Rusia intensifica su diplomacia sobre Siria ante el deterioro de la situación en Idlib

14 de noviembre de 2018

13 de noviembre de 2018 — Rusia está involucrada activamente en una diplomacia intensa en torno a Siria. Un informe de Al-Monitor resume esto en donde describe las reuniones que tuvieron diplomáticos rusos en Damasco, Teherán y Moscú, como parte de una campaña más amplia para vincular el formato Astana al de la reunión del mes pasado de los representantes de Rusia, Turquía, Alemania y Francia en Estambul.

“Rusia está tratando de garantizar que sus propias iniciativas estén bien selladas y reconocidas por los otros participantes regionales importantes, antes que el enviado de la ONU a Siria, Staffan de Mistura deje el cargo a fines de noviembre. Por lo tanto Rusia está presionando a Assad para que agilice la formación de una comisión Constitucional”, informa Al-Monitor.

Al mismo tiempo, parece que cada vez se vuelve más frágil el cese al fuego en la provincia de Idlib, lo cual no es de sorprender, dada la limitada influencia de Turquía con algunos de los grupos yihadistas más radicales que se niegan a ajustarse al acuerdo ruso-turco de principios de octubre. Según una serie de informes en el noticiero Al Masdar, tanto unidades yihadistas como del ejército sirio están en alerta a lo largo de los frentes de la zona de distensión en la provincia de Idlib. Al Masdar informó el martes 12 que el Frente de Liberación Nacional respaldado por Turquía está buscando aliarse con grupos yihadistas, entre ellos Ahrar al-Sham y Hayat Tahrir al-Sham, para repeler lo que ellos esperan va a ser una gran ofensiva del gobierno. Esto se produjo después de los informes de ayer, de que el comando del Ejército ordenó la alerta máxima de las Fuerzas Tigre del Ejército sirio, encabezadas por el mayor general Suhail Hassan. Según las Fuerzas Tigre, sus tropas se están preparando para lanzar una gran ofensiva por tierra cuyo objetivo serán los pueblos que aún están bajo el control de Hayar Tahrir al-Sham cerca de la base aérea Abu Dhuhour, que está como a 53 km al sur de la ciudad de Alepo.

A unos 65 km al suroeste de Abu Dhuhour está Mughayr, uno de los varios poblados que atacaron en la noche del 10 de noviembre los yihadistas del Partido Islámico de Turkestán en su empeño por ganar terreno cerca de la planicie de Al Ghaab. Sin embargo, informa Al-Masdar, los rebeldes yihadistas no pudieron penetrar las defensas del Ejército sirio por lo que tuvieron que retirarse antes del amanecer del domingo 11 de noviembre.

Mientras tanto al este de Siria, se informa que las Fuerzas Democráticas Sirias respaldadas por Estados Unidos, han retomado su ofensiva en contra de lo que queda del encalve del EIIS en el valle del Eufrates. La ofensiva se “suspendió” hace como unas dos semanas después de los ataques turcos en contra de las posiciones curdas del YPG en la frontera siria. Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) sostienen que la reanudación se dio después de “contactos intensos” con la coalición internacional y una “fuerte actividad diplomática” para desactivar la crisis con Turquía, informa AFP. Sin embargo, Al Masdar informó el martes 12 que las fuerzas turcas están concentrándose al otro lado de la frontera de la ciudad siria de Ras Al-’Ayn, a unos 100 km al este del Río Eufrates, preparándose para un asalto contra las posiciones del YPG ahí, después de dos semanas de ataques de artillería.