Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

“Las provocaciones de Ucrania se fraguaron para cancelar la cumbre de Trump y Putin”: Helga Zepp-LaRouche

30 de noviembre de 2018

30 de noviembre de 2018 — Poco después de que despegó el avión presidencial estadounidense U.S. Air Force One, el jueves 29 con el Presidente Donald Trump rumbo a Buenos Aires para participar en la cumbre del Grupo de los 20, él envió el siguiente tuit: “Con base al hecho de que Rusia no ha regresado los buques y marineros a Ucrania, he decidido que sería mejor para todas las partes interesadas cancelar mi reunión programada con anterioridad en Argentina con el Presidente Vladimir Putin. Espero más adelante tener una cumbre significativa de nuevo en cuanto se resuelva la situación”.

Este giro en los acontecimientos es obviamente la intención que tenía la provocación ucraniana desde el principio. Este fue el comentario de la fundadora y presidente del Instituto Shiller, Helga Zepp-LaRouche, este jueves 29 en su videoconferencia semanal, en cuanto se conoció la cancelación de la reunión programada de Trump en Buenos Aires con Putin. La señora Zepp-LaRouche explicó cómo es que los belicistas en ambos lados del Atlántico están pidiendo acciones militares en contra de Rusia, desde la propuesta de enviar una flotilla de la OTAN al Mar Negro, y que Estados Unidos envíe armas a Ucrania, o las propuestas de impedirle a Rusia el acceso a los sistemas financieros occidentales, además de aumentarle las sanciones. “Trump dijo que espera realizar una cumbre de importancia en Washington, pronto. Yo pienso que eso es bueno, pero tengo que agregar que debemos estar en un alerta súper máxima, porque esto representa una escalada muy, pero muy peligrosa”, comentó Zepp-LaRouche

“Afortunadamente, es obvio y patente para muchos gobiernos en Europa por otra parte, que esto tiene el potencial de salirse totalmente de control, por lo cual muchos de ellos dicen que tiene que haber un alto a la escalada, y apelan a Rusia y a Ucrania. Y podemos estar seguros de que esto va a ser un tema caliente en la reunión del G-20 en Buenos Aires”, agregó Zepp-LaRouche.

“Esta es una situación sumamente peligrosa. El Presidente Poroshenko de Ucrania, como lo saben muchos, declaró ley marcial. Él quería que fuese por 60 días, pero debido a la oposición en el parlamento, incluyendo a la señora [Yulia] Tymoshenko, solo pudo conseguir 30 días de la Rada [el parlamento ucraniano]. Pero nuestra amiga Natalia Vitrenko, dirigente del Partido Socialista Progresista de Ucrania, publicó un video en donde dice que el peligro es que Poroskenko planea imponer una dictadura, y después de los 30 días puede solicitar otros 30 días, porque eso ha sido el patrón anterior en Ucrania.

“Yo creo que hemos llegado a un punto extremadamente peligroso, porque si la OTAN envía efectivamente su flotilla al Mar negro, o incluso al Mar de Azov, como se lo han estado solicitando algunos voceros de esta ‘Iniciativa Integridad’ de los británicos, como Edward Lucas, quien dijo que la OTAN debe enviar sus flotillas al Mar de Azov, y otros que piden que se le proporcionen armas letales a Ucrania, pues si esto se materializa se crearán las condiciones para que se desate una Tercera Guerra Mundial fácilmente”, señaló Zepp-LaRouche.

El aparato de la llamada “Iniciativa Integridad” financiado por el gobierno británico está fomentando este peligro, y Helga Zepp-LaRouche hizo un llamado para prestar atención a esa operación. Los medios dominantes no han informado nada al respecto, a pesar de que quedaron expuestos con el hackeo de Anonymous de que se trata de una operación para fomentar el conflicto contra Rusia y alentar medidas más radicales en su contra. “Sputnik me hizo una entrevista sobre el asunto, pero yo creo que realmente merece una mayor atención, y pienso que todos los parlamentos del mundo deberían hacer una investigación parlamentaria. Porque en todas partes se hace un escándalo con el ‘Rusiagate’ y sobre los cuentos de la “injerencia rusa”, pero aquí tenemos un caso flagrante de la injerencia británica. Este aparato muy bien pudo haber sido el mismo, o estuvo coordinado con los elementos que han perpetrado el conato de golpe de Estado contra el Presidente Trump. Me parece sumamente interesante que el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergey Lavrov, haya dicho que la provocación de Ucrania la perpetraron los mismos círculos que tratan de destruir la Presidencia de Trump, y eso es exactamente muy preciso”, explicó ella.

Los dirigentes de las grandes potencias estarán presentes en la cumbre de Buenos Aires, pero tendrán muchas restricciones. Helga Zepp-LaRouche reitero que “nosotros hemos hecho una campaña desde el Instituto Schiller, durante las últimas semanas, donde planteamos que se debe incluir en el orden del día la discusión de un nuevo sistema crediticio, un Nuevo Bretton Woods, junto con las Cuatro Leyes de Lyndon LaRouche... Yo creo que ya está predeterminado que debido a la presencia de ciertos gobiernos, esto no va a suceder, y debido a ese sabotaje, no se va a tocar el asunto entre Trump y Putin ni entre Trump y Xi Jinping. No obstante, si habrá varias reuniones importantes... con resultados interesantes, pero no por cierto lo que se necesita en este momento, dado el hecho de que el crac financiero pende sobre el mundo como una espada de Damocles”, señaló Helga Zepp-LaRouche.

“Nosotros seguiremos con nuestra movilización, porque a menos de que haya un cambio radical en las relaciones internacionales, sigue latente el peligro de que se repita lo que acaba de suceder en torno a Ucrania, o algo peor incluso”, concluyó Zepp-LaRouche.