Panamá da una bienvenida entusiasta al Presidente Xi

6 de diciembre de 2018

5 de diciembre de 2018 – Cuando el Presidente de China, Xi Jinping, llegó al aeropuerto de la Ciudad de Panamá hace tres días, fue recibido al pie del avión por el Presidente Juan Carlos Varela, la vicepresidenta de la República y Ministra de Relaciones Exteriores, cuatro ministros de gobierno, el director general de Relaciones Exteriores, y el director de la Comisión de Alto Nivel del estudio de factibilidad para el proyecto del tren de alta velocidad de la Ciudad de Panamá hasta la ciudad de David.

Asimismo, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), publicó en su boletín una carta, antes de que el Presidente Xi llegara al país, dándole una entusiasta bienvenida, en la que dice que “la actual presencia de China en la escena global no llama a sorpresa alguna. La nación asiática acumula algunas de las conquistas más avanzadas, sorprendentes y trascendentales en la historia de la humanidad. Así, el actual papel preponderante de China guarda correspondencia con una trayectoria jalonada por miles de años de existencia”. La decisión tomada hace 18 meses por el gobierno de establecer relaciones diplomáticas con China, “fue saludado de manera prácticamente unánime por la sociedad nacional. La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), organismo que congrega de manera representativa el esfuerzo empresarial privado del país, respaldó dicha decisión convencida de actuar según los intereses más estratégicos de Panamá”, afirmaron.

Los dos mandatarios se reunieron con un grupo más amplio de funcionarios de ambos países; firmaron 19 acuerdos de cooperación (que abarcan desde la cooperación en comercio electrónico y servicios mercantiles, hasta la educación, la ciencia y la tecnología) y se reunieron con empresarios panameños. Además el Presidente Xi se reunió por su lado con el presidente de la Asamblea Nacional, y con representantes de la extensa comunidad china en Panamá. Por último, por lo cual le debe haber dado un síncope al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y a otros tipejos de pensamiento geopolítico en Washington DC, el Presidente Xi recorrió las nuevas esclusas del Canal de Panamá ampliado en Cocolí. “La parte china considera el canal como una vía marítima de tránsito internacional con neutralidad permanente y apoya los esfuerzos de Panamá para desempeñar un papel mayor en los asuntos regionales e internacionales” le declaró Xi a la prensa. “También acordamos ampliar la coordinación de nuestras estrategias de desarrollo, para combinar la Estrategia Logística Nacional 2030 y la Iniciativa de la Franja y la Ruta, para promover considerablemente la cooperación”.

Panamá “reconfirmó su respaldo a la iniciativa de la Franja y la Ruta propuesta por China”, en un comunicado conjunto en el cual ambas partes acordaron construir juntos la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR), y dando la bienvenida a “la activa participación de los demás países que tengan la voluntad al respecto para promover la cooperación y el ganar-ganar” así como la “promoción conjunta del desarrollo y la prosperidad regional”.

China también ofreció compartir con Panamá su sobresaliente experiencia para reducir la pobreza.

Wei Qiang, embajador de China en Panamá, resumió de modo genial la importancia de la visita de Xi a Panamá, cuando le dijo a Xinhua que las relaciones entre los dos países desde que se establecieron hace 18 meses, están avanzando como “un tren de alta velocidad, bien hecho, con calidad y gran fortaleza” que anda “a buena velocidad, pero con estabilidad”.