Xi Jinping al G-20: “Los riesgos de acumulan rápidamente... La economía mundial enfrenta otra decisión histórica”

6 de diciembre de 2018

5 de diciembre de 2018 — En su discurso en la cumbre del G-20 el 30 de noviembre en Buenos Aires, el Presidente chino, Xi Jinping, advirtió a los dirigentes mundiales ahí reunidos que aún no se han resuelto las causas de la crisis financiera global del 2008 y que “el mundo enfrenta otra decisión histórica”. De entrada en sus palabras iniciales, Xi transmitió este mensaje:

“Hace diez años que estalló la crisis financiera global y fue convocada la primera cumbre del G-20. Hoy, la economía global, aunque en general se mantiene creciendo, todavía no se ha liberado de los efectos subyacentes de la crisis. No se han reemplazado aún los viejos motores de crecimiento por otros nuevos. Se están acumulando rápidamente varios riesgos. Una nueva ronda de revoluciones tecnológicas y transformaciones industriales están provocando cambios profundos, las brechas entre ricos y pobres sigue creciendo y las contradicciones sociales siguen creciendo. La economía mundial enfrenta otra decisión histórica”.

El Presidente chino dijo que ha habido avances desde la crisis del 2008 y que “la cadena industrial siempre creciente y en expansión, la cadena de valor agregado y la cadena de suministro han impulsado el flujo de factores de producción en todo el mundo y han sacado a varios miles de millones de personas de la pobreza y los ha llevado a la prosperidad” —la mayor parte de lo cual lo ha logrado China— y que “los países se convierten cada vez más en una comunidad de intereses compartidos, con responsabilidades compartidas y un futuro común. Por delante la única alternativa para nosotros es la cooperación donde todos ganan, ya sea en los buenos tiempos o en los tiempos malos. Esto es lo que dicta la ley de la economía y que está en consonancia con el desarrollo de la historia humana. Frente a varios desafíos, debemos tener un fuerte sentido de urgencia, ser racionales en el enfoque y mirar más allá del horizonte. Tenemos que cumplir con nuestras responsabilidades y encaminar la economía global en la dirección correcta”.

Xi después planteó propuestas específicas, poniendo énfasis en el papel de las innovaciones tecnológicas. “Tenemos que seguir comprometidos con las innovaciones y con crear nuevos impulsos al crecimiento. La economía global está abrazando la tendencia a la transformación digital y una nueva ola de revolución industrial va a modificar de manera profunda la sociedad humana. Debemos fomentar la innovación y aprovechar el papel de la economía digital en el crecimiento de la economía real... Debemos darle prioridad a lograr el desarrollo a través de aprovechar al máximo nuestro potencial de innovación... Yo propongo que el G-20, de manera prioritaria, lleve a cabo un estudio exhaustivo sobre la aplicación y el impacto de las nuevas tecnologías para explorar nuevas formas de pensar y formas de cooperar en esta área”.

Xi subrayó que esta es la base para generar una cooperación donde todos ganen a nivel mundial: “Hemos de seguir comprometidos con la cooperación donde todos ganen para promover un desarrollo global incluyente... Esforzarnos por brindar un sentido de satisfacción, felicidad y seguridad a nuestra gente. Continuaremos apoyando el desarrollo de África, ayudándole a África en la construcción de su infraestructura y su conectividad y una nueva industrialización”.

Xi concluyó destacando que “en los años posteriores a la crisis financiera global, China ha contribuido con más del 30 por ciento del crecimiento global. China se mantiene firme en su resolución de erradicar la pobreza. Nuestro objetivo es eliminar la pobreza absoluta, tal como se define actualmente, para el 2020, y tenemos confianza absoluta en que lograremos este objetivo”.