Anuncian acuerdo entre EU-México para cooperar en desarrollo regional

21 de diciembre de 2018

21 de diciembre de 2018 – “Estados Unidos y México se comprometieron hoy a fortalecer y ampliar nuestra cooperación bilateral para fomentar el desarrollo e incrementar las inversiones en el sur de México y en Centroamérica para crear una zona de prosperidad. Ambos países reconocen los fuertes vínculos entre el fomento del desarrollo y el crecimiento económico en el sur de México y el éxito de promover la prosperidad, el buen gobierno y la seguridad en Centroamérica”, escribió el Departamento de Estado de Estados Unidos sobre el acuerdo que fue anunciado simultáneamente el martes 18 en Washington DC, y en la Ciudad de México.

Los gobiernos de Donald Trump y de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) “convocarán a una reunión a nivel de gabinete a fines de enero de 2019 para acordar un marco estratégico de cooperación en Centroamérica y así abordar las causas fundamentales de la migración”; para establecer un equipo de trabajo de alto nivel EU-México para facilitar el diseño e implementación de proyectos en la zona, y supervisar el avance de esta implementación; y para convocar una Cumbre Empresarial Bilateral a comienzos del primer trimestre del 2019, donde pueda participar “una amplia gama de representantes de Estados Unidos, de México, y del sector privado internacional” para discutir cómo aumentar las inversiones y oportunidades empresariales en México, “poniendo atención especial al sur de México y al Triángulo Norte”, Guatemala, El Salvador y Honduras, afirmó el Departamento de Estado.

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró el acuerdo que ayudará a abordar las causas de la migración con la creación de empleos. El Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, aplaudió los acuerdos como “muy buenas noticias para México”.

Entre el financiamiento existente de parte de Estados Unidos y el compromiso para emitir otros $4,700 millones de dólares en fondos nuevos de parte de Estados Unidos, se habló de un total de $10,500 millones de dólares en inversiones para el sur de México y las tres naciones de Centro América mayormente devastadas por los carteles de las drogas, a saber, Guatemala, El Salvador y Honduras, de donde provienen la mayoría de los migrantes. El dinero nuevo vendrá primordialmente de la Corporación para Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC en sus siglas en ingles), para “hacer inversiones públicas y privadas” en el área.

La parte del sur mexicano del paquete, está mucho más adelantada que la parte sobre Centroamérica, dado que el Presidente López Obrador ha elaborado planes para varios proyectos de desarrollo en el sur. Según una declaración conjunta, “la OPIC está preparada para invertir y movilizar $2 mil millones de dólares en fondos adicionales para proyectos en el sur de México, que son viables y atraen la inversión del sector privado”, además de los $2,800 millones de dólares en proyectos para México, entre ellos, la inversión de la OPIC en un oleoducto.

La parte de Centroamérica está más en el aire. Aquí, la declaración conjunta dice que “la OPIC podría invertir y movilizar hasta $2,500 millones de dólares más” por encima del financiamiento que actualmente Estados Unidos les está dando a estos tres países, “si es que se establecen proyectos comerciales viables”. Cuando mencionan financiamiento actual de parte de Estados Unidos, sin embargo, el Departamento de Estados subraya que los programas de EU incluyen un énfasis “anticorrupción”, una “reforma institucional”, “administración fiscal”, etc., programas muy famosos utilizados para impulsar cambios de régimen en la región.

Sin embargo, como tuiteó hoy el Secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Ebrard, los países centroamericanos decidirán sus propios proyectos para recibir ayuda, y “ha comenzado otra etapa de ayuda internacional para ellos para el desarrollo”.