China desplegó el vehículo aterrizador y explorador Chang’e-4

7 de enero de 2019

7 de enero de 2019 — En el año nuevo los ingenieros chinos bajaron el Chang’e-4 a una órbita polar elíptica en torno a la Luna, con un perilunio (el mayor acercamiento) de solo 15 kilómetros y un apolunio (el punto más lejano) de unos 100 km. La agencia espacial no ha dado a conocer el nombre del explorador, que se seleccionará de una lista de nombres recomendados por el público.

La zona de aterrizaje en general sería en el cráter Von Kármán en la región de la cuenca Aitken-Polo Sur. Debido a que todo el lado oculto de la Luna está lleno de cráteres, con terreno muy rugoso, se necesita que la nave espacial sea mucho más precisa en su alunizaje que su predecesora Chang’e-3, que está en el lado visible de la Luna.

Andrew Jones, quien cubre el programa espacial de China para el medio de comunicación GBTimes, destaca en relación al sitio de alunizaje más probable, en el cráter Von Kármán que “es de destacarse que Theodore Von Kármán, en cuyo honor nombraron el cráter, fue mentor de Qian Xuesen, conocido como el padre del programa espacial chino”. Jones no dice que Qian Xuesen se convirtió en el padre del programa espacial de China, cuando regresó a China después de haber sido perseguido en Estados Unidos en la época de la cacería de brujas de McCarthy.

Debido a que el Chang’e-4 tiene experimentos científicos europeos a bordo, la CGTN entrevistó a algunos de los científicos participantes en el proyecto. Robert Wimmer-Schweingruber es responsable del instrumento Dosímetro Aterrizador Lunar de Alemania, que va a medir el ambiente radioactivo en la Luna, especialmente como preparativo para futuras misiones tripuladas, explicó. Ha estado trabajando con sus homólogos chinos por casi dos décadas, y elogió a China por ampliar la cooperación internacional “para compensar las deficiencias en un país con las fortalezas en otro, así es cómo trabajamos científicamente” dijo.