Cámara de Representantes de EU aprobó proyecto de ley para impedir que Trump se salga de la OTAN o le retire financiamiento

26 de enero de 2019

26 de enero de 2019 -– Proclamándose como el último baluarte en defensa de los valores democráticos occidentales, un grupo bipartidista de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el martes 22 la Ley de Apoyo a la OTAN, con una votación de 357 contra 22. El proyecto de ley reitera el compromiso estadounidense con la OTAN, en donde incluyen una disposición con la cual se rechaza cualquier intento del Presidente Trump de retirarse de la OTAN o de retirarle financiamiento. El proyecto, patrocinado por el demócrata por California, Jimmy Panetta, resalta que los otros socios de la OTAN también tienen que pagar su parte proporcional en el financiamiento, si bien Panetta insistió en que el foco no puede ser “solo ver quién paga qué y quién obtiene qué”. La OTAN es más que una “transacción” comercial, declaró.

Varios congresistas destacaron el papel decisivo de la OTAN para defender a Europa de la “agresión rusa”, informó RT. Según el Defense News, el proyecto de ley reafirma el apoyo a la cláusula de defensa de la OTAN, a la adhesión de Montenegro a la OTAN y a mantener un financiamiento “sólido” a la Iniciativa de Disuasión Europea. Este último es un programa militar creado en el 2014 después de que Rusia se anexó a Crimea, en apoyo a las actividades de las fuerzas armadas de E.U. y sus aliados europeos.

En conferencia de prensa para anunciar el proyecto de ley el martes 22 (del cual también existe una versión en el Senado) los partidarios del proyecto elogiaron efusivamente a la OTAN, en donde Eliot Engel (demócrata de Nueva York) advirtió sobre el ferviente objetivo del Presidente ruso Putin de dividir a la OTAN.

Los comentarios del congresista novato Tom Malinowski (demócrata por Nueva Jersey) fueron reveladores al advertir que el Congreso es “el único que puede pedir cuentas que nos queda”, después de que se salieron del gobierno el ex secretario de la Defensa James Mattis, el ex Asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, el jefe de personal de la Presidencia John Kelly y Nikki Haley, ex embajadora ante la ONU. “Ya todos están fuera” se lamentó. “Nosotros somos todo lo que queda y es urgente y esencial, por lo tanto, que el Congreso ejerza el papel constitucional que tiene y actúe”.