El “Presidente interino” de Venezuela Juan Guaidó, parte de una operación británica en dos frentes. El objetivo final: Trump

31 de enero de 2019

31 de enero de 2019 — Como muestran los investigadores Max Blumenthal y Dan Cohen en artículo publicado en el Gray Zone Project el 29 de enero, el autoproclamado “presidente interino” de Venezuela, Juan Guaidó, es un don nadie, pero alguien a quién han venido formando desde hace más de una década para el papel que desempeña ahora. Lejos de ser el salvador de la democracia venezolana, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, de 35 años, es una creación del aparato “Proyecto Democracia”, engendro de Londres, financiado por la Fundación Nacional para la Democracia (NED por siglas en inglés), la USAID del Departamento de Estado, y una variedad de entidades vinculadas a George Soros, con el solo propósito de lanzar una mentada revolución de color en Venezuela.

Pero lo que no mencionan o no entienden Blumenthal y Cohen, es que el aparato que ellos describen tan acertadamente no es más que solo una parte de un asalto en dos frentes sobre Venezuela, que empezó con la instalación de la operación jacobina creada y dirigida por Londres desde 1989, primero con Hugo Chávez y después con su sucesor, Nicolás Maduro, operativo que la EIR ha documentado cabalmente. El “chavismo” que defiende el izquierdista Blumenthal, forjó una alianza estratégica con el cartel de la cocaína FARC (también controlado desde Londres) y destruyó al país, económica y políticamente, sentando las bases para lo que está ocurriendo hoy; una Revolución de Color a la Gene Sharp (también controlada por Londres) en donde Guaidó y muchos otros como él, no son más que tontos útiles que cumplen con los papeles que les asignaron.

Nota bene: Esto es parte integral del intento de golpe en contra del Presidente de EU, ya que están presionando a Trump para que caiga en el fraude de “defender la democracia”, fraude perpetrado por los belicistas respaldados por Londres en su gabinete (Pence, Pompeo, Bolton) y en otro lados. Hoy Trump habló por teléfono con Guaidó y lo felicitó por su empeño.

En el lado Guaidó de la operación nótese lo siguiente:

* Guaidó perteneció a un grupo de “dirigentes estudiantiles” venezolanos que fueron seleccionados desde por lo menos el 2005 y enviados a Belgrado, Serbia, con patrocinio del Centro para la Aplicación de Acciones y Estrategias No violentas (CANVAS, en sus siglas en inglés) un vástago de OTPOR, que fue la organización creada para derrocar a Slobodan Milosevi en Serbia. Reciben financiamiento de la Fundación Nacional para la Democracia, el Instituto Nacional Republicano, el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales, entre otros agentes del Proyecto Democracia.

* Según un correo electrónico filtrado de Stratfor, organismo privado vinculado a la CIA, OTPOR “se enfocó en Venezuela” en el 2005 “después de entrenar movimientos de oposición que encabezaron las operaciones de cambio de régimen en pro de la OTAN por toda Europa oriental”. Destaca que los “movimientos estudiantiles” en Venezuela serían decisivos para poder desatar una revolución ahí. Guaidó pasaría a formar parte del grupo de “dirigentes estudiantiles” conocidos como la Generación del 2007, que encabezarían protestas violentas en Venezuela en contra de Chávez y después de Maduro.

* El Partido Voluntad Popular de Guaidó, lo creo el ex alcalde de Caracas Leopoldo López, un oligarca entrenado en Princeton, a su vez mentor de Guaidó, que ha recibido financiamiento de la NED durante años, de donde salió su partido.

* Guaidó se graduó de la Universidad Católica Andrés Bello en Venezuela, y en el 2007 se fue a la Universidad George Washington en DC, para seguir el Programa de Gobierno y Gestión Política, bajo el tutelaje del economista friedmanita furibundo Luis Enrique Berrizbeitia, antiguo director ejecutivo del FMI. Como señala el reportero investigador venezolano Diego Sequera, Guaidó es más popular fuera de Venezuela que dentro, “en especial entre la élite de la Ivy league y círculos de Washington”.