Lavrov denuncia a quienes “violan descaradamente todas las normas imaginables del derecho internacional” en torno a la crisis en Venezuela

31 de enero de 2019

31 de junio del 2019 — Sergey Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, declaró este martes 29 de enero que “estamos preocupados por lo que Estados Unidos y sus aliados más cercanos están haciendo con relación a Venezuela, violando descaradamente todas las normas inimaginables del derecho internacional, de hecho buscando abiertamente un programa cuyo propósito es derrocar al legítimo gobierno en ese país latinoamericano”. Lavrov se refirió luego a la decisión de eximir a los empresarios estadounidenses de las sanciones contra Venezuela. “Esto solo pone de relieve el cinismo de los acontecimientos en marcha. Las compañías estadounidenses que operan en Venezuela están exentas de las sanciones. En otras palabras, ellos quieren derrocar al gobierno y sacar una ganancia con esto... Según nuestras fuentes, los líderes del movimiento de oposición que han declarado un poder dual están de hecho recibiendo instrucciones de Washington para que no hagan concesiones hasta que las autoridades lleguen al acuerdo de abdicar de algún modo”.

“Junto con otros miembros responsables de la comunidad internacional, haremos todo para respaldar al gobierno legítimo del Presidente Maduro en la defensa de la Constitución de Venezuela y emplear métodos para resolver la crisis dentro del marco constitucional”, agregó Lavrov.

El periódico China Daily también denunció la operación de cambio de régimen en Venezuela, comparándola con el intento en Siria. “Sea lo que sea que ha sucedido en Venezuela, este sigue siendo un país soberano que tiene la última palabra sobre su destino. El gobierno de Estados Unidos, que es contrario al gobierno de Venezuela del Presidente Nicolás Maduro, solo hizo que la situación en Venezuela se complicara más cuando anunció su reconocimiento al líder de la oposición Juan Guaidó... No es solo impropio sino además peligroso que otros países tomen partido, dado que eso solo intensificaría las divisiones e incluso podría desatar una guerra civil en el país... Es muy probable que una interferencia extranjera política o incluso militar hunda al país en un caos. Latinoamérica tiene mucha experiencia de lo que ha costado la interferencia y las ’soluciones’ militares dirigidas por Estados Unidos a las crisis”.

El editorial concluye en que: “Lo que sucedió en Siria en el Oriente medio, donde una guerra civil a durado por años entre el gobierno de Siria y quienes se oponen a él, debería servirles como un espejo de manera que vean qué es lo que muy posiblemente suceda si la situación en Venezuela se sale de control”.