EU suspende su participación en el Tratado INF; Trump sigue firme: “estamos listos para negociar con Rusia”

4 de febrero de 2019

4 de febrero de 2019 — El gobierno de Trump anunció el viernes 1º de febrero que Estados Unidos suspendía su participación en el Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), a partir del día 2 de febrero, sesenta días después de que el Secretario de Estado, Mike Pompeo, emitió un ultimátum donde se advertía a Moscú que la única forma de impedir el fin del tratado sería que Rusia retirase el misil crucero 9M729 y lo destruyera. Ahora empieza el período de seis meses que establece el tratado. Pompeo emitió una declaración a la prensa. La Casa Blanca publicó una hoja informativa sobre el asunto, y el Presidente Donald Trump publicó su propia declaración personal.

La esencia de las tres declaraciones es que Rusia no ha cumplido con el tratado; Etados Unidos avanzará con el desarrollo de nuevas armas; y luego, si Rusia cumple, se puede negociar un nuevo acuerdo. El ministro del Exterior de Polonia, Jacek Czaputowicz, ya le ha dado su beneplácito al anuncio del gobierno de Trump. “Nosotros no queremos eso [desplegar misiles nucleares en Polonia] en absoluto”, le dijo Czaputowicz a la revista alemana Der Spiegel en una entrevista que se publicó el 1º de febrero en su sitio electrónico. “Pero todo depende de cómo se comporta Rusia en el futuro, si va a continuar con su política armamentista agresiva, y la OTAN debe decidir eso como comunidad”, agregó. Otro respaldo a la decisión de Estados Unidos viene, cuando menos de la boca para afuera, de la OTAN y otras partes de Europa.

La hoja informativa de la Casa Blanca, a diferencia de la declaración personal de Trump, es beligerante. “Ya basta”, dice del supuesto incumplimiento de Rusia. “Estados Unidos ha cumplido con el Tratado INF por más de 30 años, pero no nos van a refrenar mientras que Rusia hace trampa... Estados Unidos avanzará con el desarrollo de su propio sistema de misiles de rango intermedio, armados convencionalmente y lanzados desde tierra. Además, China e Irán, que no forma parte del Tratado, poseen cada una más de 1,000 misiles del rango del Tratado INF”.

La hoja informativa señala que los aliados respaldan a Estados Unidos, “en todo momento... Luego de consultas minuciosas con la Canciller de Alemania Angela Merkel y otros aliados en diciembre de 2018, el Presidente Trump le dio a Rusia una oportunidad de 60 días para regresar al cumplimiento. Rusia desperdició ese tiempo, y se rehúsa incluso a reconocer su incumplimiento”.

La declaración personal del Presidente, de tres párrafos, es diferente, aunque señala lo mismo respecto a que “Rusia ha incumplido el Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) con impunidad”. Pero luego el Presidente Trump deja la puerta abierta, y concluye: “Estamos dispuestos a trabajar con Rusia en negociaciones sobre control de armas que satisfaga estos criterios [eficaz, verificable, aplicable], y, muy importante, una vez que se haga esto, desarrollar, quizás por primera vez, una relación excepcional en los ámbitos de la economía, el comercio, la política y lo militar. Esto sería algo fantástico para Rusia y para Estados Unidos, y también sería grandioso para el mundo”.