Senador Rand Paul ataca a la “junta bélica” del Senado que está atacando al Presidente Trump por tratar de ponerle fin a la guerra permanente

7 de febrero de 2019

7 de febrero de 2019 — El senador Rand Paul (republicano por Kentucky), quien no estuvo presente en la sesión del Senado el 1º de febrero, cuando el dirigente de la bancada de mayoría Mitch McConnell metió su resolución cobarde condenando al Presidente Donald Trump por su retiro de soldados estadounidenses de Siria y Afganistán, tomó la palabra en el pleno del 4 de febrero para exigir que el Senado adopte una resolución aplaudiendo al Presidente por hacer lo que ningún presidente, ni demócrata ni republicano, pensó en hacer durante décadas: ponerle fin a las guerras. Después publicó un comunicado de prensa y tuiteó para garantizar que se escuchara su mensaje.

El senador Rand criticó severamente a la “junta bélica, en ambos campos, tanto republicano como demócrata, esos que nunca permitirían que nuestros soldados regresen a casa” después de 17 años de guerra. “Esas mismas personas, la junta bélica, y están en ambas alas del pasillo, también dirán que si se anuncia que nos vamos a salir en seis meses, se le está telegrafiando al enemigo que nos estamos yendo. Así que ellos no quieren que nos salgamos precipitadamente. Ellos no quieren que nos salgamos de una manera planificada. Nos han dejado sin manera alguna de salirnos.

“La gente habla de bipartidismo. ¿Cuál es la única cosa que une a los republicanos y los demócratas? es la guerra. La aman. Entre más, mejor. Guerra por siempre. Guerra perpetua”, señaló.

La resolución de McConnell debe hacerse pedazos, propuso “yo gustaría pedir un consentimiento unánime para deshacernos de la resolución que condena al Presidente y que la reemplacemos con una resolución que diga simplemente esto: que aplaudimos al Presidente Trump por ser lo suficientemente audaz y valiente como para considerar traer nuestros soldados de regreso a casa, proclamando victoria y poniendo fin a la guerra más prolongada de la historia de Estados Unidos”.

Paul fue mordaz sobre las razones de por qué estamos enviando a nuestros soldados a pelear: en Afganistán, por un gobierno que ha producido más opio que en cualquier otra parte del mundo durante una década, presidido por un hombre que tiene un hermano que es narcotraficante y otro que es un ladrón que se fugó con el dinero que era para construir hoteles de lujo ahora a medio terminar, desde los cuales los francotiradores le disparan a los soldados estadounidenses, en una capital en donde después de 17 años de combate por parte de nuestros soldados, es un sitio demasiado peligroso como para caminar unas cuantas cuadras sin escolta de contingentes de infantería de Marina y helicópteros.

“En relación a los contingentes de soldados en Siria, el Presidente Trump dijo, yo voy a derrotar al EIIS y vamos a regresar a casa. Ahora esta gente está cambiando la misión. Ellos dicen, ‘nos tenemos que quedar ahí hasta que se salgan los rusos. Nos tenemos que quedar hasta que los iraníes se salgan. Ellos han estado ahí durante un tiempo muy, muy largo’. Ellos no se van a salir. Eso significa que nosotros nos vamos a quedar ahí para siempre. Tenemos 2,000 soldados en comparación con decenas de miles de otros contingentes de soldados, en comparación con un par de ciento de miles de soldados turcos a lo largo de la frontera. ¿Realmente queremos vernos involucrados en otra enorme guerra terrestre en el Medio Oriente?”.