El fiasco de Pompeo en Hungría

14 de febrero de 2019

14 de febrero de 2019 — Desde el 2011 ningún secretario de Estado de Estados Unidos había visitado Budapest, así que el gobierno húngaro recibió el lunes 11 con los brazos abiertos a Mike Pompeo. Sin embargo, lo que no recibieron con beneplácito fue su insistencia de que él estaba ahí para “discutir formas de contrarrestar la influencia rusa y china, y fortalecer la Alianza Occidental”, además de su intento de chantajear a Hungría, con la declaración de que si utiliza equipo Huawei, entonces la cooperación húngaro-estadounidense sería difícil.

En su conferencia de prensa conjunta, el ministro de Relaciones Exteriores húngaro Peter Szijjarto respondió a los berrinches de Pompeo diciendo lo siguiente: “En lo que se refiere a la cooperación con Rusia o cooperación con la República Popular de China, eso no nos pone en peligro de ser un aliado confiable de Estados Unidos y de la OTAN.

¿Está la compañía Huawei en Hungría? “Sí”, respondió el ministro de Relaciones Exteriores. “¿Quiénes son sus contratistas principales? Una compañía alemana y una británica. Así que en lo que se refiere a China, yo creo que es mejor dejar la hipocresía finalmente de lado. Con frecuencia nos acusan, a los centroeuropeos, de que el llamado formato “16 + 1” [los 16 países de Europa central más China] está dividiendo a la Unión Europea. Ahora bien de los 16 países que participan en esta cooperación, 11 son miembros de la Unión Europea. ¿Saben ustedes cuál es el porcentaje de comercio UE-China que representamos los 11 de nosotros? Menos del 10%. Así que creo yo que no somos nosotros los que podemos ser un factor que cambie las cosas en las relaciones entre, digamos, el mundo occidental y China”.

“Y en lo que se refiere a Rusia”, agregó, “le dije al Secretario que también hay una enorme hipocresía y una actitud muy políticamente correcta en la arena política europea en relación a esto”. No es Hungría o los centro europeos los que estamos construyendo el Nord Stream 2 junto con Gazprom; fue el Presidente francés, la súper estrella en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, no el Presidente de Hungría; fueron los gerentes generales de las compañías energéticas más grandes de Europa occidental los que se reunieron con Putin, no las compañías energéticas de Hungría. “Miren las cifras sobre comercio entre los países de Europa occidental con Rusia y van a ver ustedes por qué estamos, digamos, hartos de una manera legítima de que con frecuencia nos presenten ustedes a nosotros como que tenemos una relación muy estrecha con Rusia”.

Pompeo llevó luego su mismo mensaje a Eslovaquia y después salió para Varsovia, Polonia, en donde sostendrá reuniones bilaterales y copatrocinará la llamada reunión “Ministerial para promover un futuro de paz y seguridad en el Medio Oriente”.