Los europeos no quieren tener nada que ver con los detenidos del EIIS que son sus ciudadanos

21 de febrero de 2019

21 de febrero de 2019 -– Los gobiernos europeos de cuyos países habían salido reclutas para el Estado Islámico (EIIS), respondieron muy pobremente a la sugerencia del Presidente Trump, que dio a conocer mediante un tuit el 17 de febrero, de que deberían recibir a sus ciudadanos que las Fuerzas Democráticas Sirias tienen ahora prisioneros y someterlos a juicio por unirse al EIIS y combatir en Siria. El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas le dijo a los reporteros en conferencia que prensa que “sería difícil de implementar” la demanda de Trump. El ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, afirmó que solo mediante discusiones se podría arribar a una solución lógica. “No deberían de andar enviando tuits al azar”, dijo Asselborn. La Unión Europea está pidiendo que sean juzgados en los países en donde fueron capturados, es decir Siria e Iraq. “Los combatientes extranjeros deben ser llevados ante la justicia, de acuerdo con el debido proceso legal en la jurisdicción más apropiada”, dijo el vocero de la primera ministra británica Theresa May. “Donde quiera que esto sea posible, esto debería ser en la región en donde se cometieron dichos delitos” dijo.

En otras palabras, los europeos no quieren tener nada que ver con sus propios ciudadanos que se unieron al EIIS para combatir un gobierno que todos ellos querían derrocar de todas formas.