Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Las múltiples crisis globales amenazan guerra; un acuerdo de las “Cuatro Potencias” muestra las soluciones necesarias

4 de marzo de 2019
trump-pompeo-feb28-2019.jpg
El President Donald J. Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo, en la rueda de presna que ofrecieron luego de su cumbre con el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un, en el Hotel JW Marriott Hotel el jueves 28 de ferero de 2019, en Hanoi, Vietnam. (Foto ofocial de la Casa Blanca).

4 de marzo de 2019 — La semana pasada se manifestaron varias crisis regionales que, cualquiera de ellas, puede detonar una guerra que se podría volver global de la noche a la mañana prácticamente. No obstante, también se manifestaron las opciones de cómo se pueden resolver estas crisis de tal modo que se haga realidad un paradigma totalmente nuevo para la humanidad en su conjunto.

A pesar de que la cumbre entre Trump y Kim no llegó a un acuerdo concluyente, ambas partes manifestaron su entusiasmo por el avance alcanzado y por la continuación de las negociaciones pacíficas, en tanto que Corea del Norte anunció que seguirán con la suspensión de las pruebas nucleares y Estados Unidos anunció que pondrá fin a los ejercicios militares a gran escala con Corea del Sur. De particular importancia es que ambas partes coordinaron cuidadosamente sus posiciones, y la planificación de sus reuniones después de la cumbre con Rusia, China, Japón y Corea del Sur.

Al mismo tiempo, dos naciones con armas nucleares en el sur de Asia sostuvieron un peligroso enfrentamiento militar, provocado, como es común, por un horrendo ataque terrorista contra India perpetrado por un grupo terrorista con sede en Pakistán y controlado desde el exterior. Pero aquí también se manifestó la influencia conjunta de Estados Unidos, Rusia y China para aliviar la crisis, y podrían lograr que India Pakistán se junten para contrarrestar el terrorismo y a partir de ahí procedan a niveles superiores de cooperación.

En su videoconferencia semanal del viernes pasado, Helga Zepp-LaRouche comentó: “Estos dos incidentes, el caso con Corea del Norte y la situación entre India y Pakistán, muestran que el mundo necesita absolutamente la cooperación de las cuatro potencias principales, cuando menos, Estados Unidos, Rusia, China e India. Este es uno de los motivos por los cuales mi esposo, Lyndon LaRouche, había planteado ya desde hace muchos años antes la necesidad de un acuerdo entre las cuatro potencias para abordar los grandes problemas de la situación mundial, entre ellos la necesidad de un nuevo sistema financiero y crediticio, un nuevo sistema de Bretton Woods”.

Ahora que el intento de golpe con el “Rusiagate” está casi acabado (hasta el mentiroso de Michael Cohen tuvo que admitir ante los demócratas que babeaban con sus cuentos en el Congreso, que no tenía ninguna evidencia relacionada con la mentada “colusión”), los miserables y corruptos confabulados en el golpe entre los demócratas del Congreso, (Schiff, Nadler and Warner) salieron este domingo 3 en todos los programas dominicales de entrevistas para anunciar su línea de ataque siguiente contra el Presidente de Estados Unidos legítimamente electo: seis comisiones importantes del Congreso, que ahora están presididas por demócratas, van a desperdiciar el tiempo de la rama legislativa y el dinero de los contribuyentes en diversas investigaciones, montones de citatorios judiciales, para seguir con la cacería de brujas, para buscar cualquier cosa que les parezca un delito menor que puedan mostrar, o inventar, con relación a las finanzas de Trump.

Tan solo basta tomar en cuenta que el enjuiciamiento del Presidente Donald Trump, o su salida del cargo por cualquier medio, dejaría al fanático belicista Mike Pence al cargo de la Presidencia, listo para lanzar una guerra contra Rusia y contra China (a quienes Trump quiere como amigos) lo cual es suficiente para convencer a cualquier persona pensante sobre las verdaderas intenciones detrás de al campaña contra Trump orquestada desde Londres.

El problema reside precisamente e encontrar a estas “personas pensantes”. Helga Zepp-LaRouche abordó el problema en su videoconferencia: “Debido al hecho de que el viejo paradigma se está derrumbando, se está desintegrando, hay personas y fuerzas que representan este viejo paradigma que presionan la confrontación. Creo que es extremadamente urgente reconocer... [la necesidad de que] la humanidad avance hacia un modo de pensar completamente nuevo, un Nuevo Paradigma que establezca nuevas relaciones internacionales, que tome en cuenta los intereses de seguridad, los intereses económicos de todas las naciones. Y la única manera en que se puede hacer esto es mediante el establecimiento de un sistema de orden superior, un Nuevo Paradigma que supere a la geopolítica y coloque a los intereses de la humanidad en su conjunto en primer lugar, y luego a todos los intereses nacionales y regionales en segundo lugar... Yo creo que es verdaderamente importante que desarrollemos un tipo de pensamiento diferente para abordar todos estos problemas. La idea de Nicolás de Cusa, quien ya había pensado en estas cosas en el siglo 15, pensaba que para resolver los problemas tienes que buscar ‘la coincidencia de los opuestos’, la coincidentia oppositorum, como enfoque para resolver problemas. Buscas el nivel superior de la razón en el que se puede resolver, mientras que en el nivel aristotélico inferior de la contradicción es insoluble. Es lo mismo que expresaba Einstein de manera diferente; él decía que nunca vas a encontrar una solución con el mismo método que ocasionó la aparición del problema. Eso significa que no se puede tratar de manera geopolítica armar este rompecabezas aquí y allá; sino que tienes que definir el interés común de la humanidad”.