Maduro sugiere que la política de cambio de régimen de Trump tendrá que cambiar

5 de marzo de 2019

5 de marzo del 2019 — El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, le dijo al programa de noticias ABC News, el 25 de febrero, que considera que “esta gente rodea muy mal al Presidente Trump sobre los temas de Venezuela, y creo que el Presidente Trump en algún momento va a decir alto, vamos a ver qué pasa con Venezuela, y cambiará su política”. Maduro se refirió a John Bolton, Elliott Abrams, Mike Pompeo y a Mike Pence como los obstáculos para cambiar esa política.

A pesar de las referencias que se hicieron en esa entrevista a que el Presidente Donald Trump quiere hacer guerra con Venezuela para apoderarse del petróleo venezolano, Maduro se mantuvo apegado a su posición de reconocer que el Presidente Trump es el factor clave para que haya un cambio en la política de Washington hacia Venezuela.

El Presidente Trump y yo “tenemos grandes diferencias ideológicas, muy grandes”, afirmó. El Presidente Trump “debe estar llegando en estos momentos a Vietnam. ¡Vietnam! Recuerden la guerra de Vietnam. Estados Unidos fue 14,000 kilómetros a una guerra desastrosa de más de una década, ya ahora tiene las mejores relaciones con Vietnam. ¿Y a qué fue a Vietnam, Donald Trump? A darle la mano a Kim Jong-un, Presidente de la República Popular Democrática de Corea, Corea del Norte. O sea, son señales que yo pienso apuntan hacia el siglo 21. Y en Venezuela, sus asesores, ese grupo que hemos denunciado, sencillamente a encallejonado la política de Donald Trump sobre Venezuela a los esquemas fracasados de la Guerra Fría”.

Por su parte Bolton, en el programa dominical CNN el 3 de marzo, mostró su extrema ignorancia sobre la historia de Estados Unidos, al citar a la Doctrina Monroe como fundamento para llevar a cabo un cambio de régimen en contra de Venezuela, Cuba y Nicaragua a nombre de la “democracia”.

El argumento de Bolton de que "el objetivo de los Presidentes estadounidenses desde Ronald Reagan ha sido tener un hemisferio completamente democrático”, no tiene nada que ver de hecho con la Doctrina Monroe; eso es pura rufianada. El estadista Lyndon LaRouche escribió en numerosas ocasiones sobre la importancia persistente de esa doctrina de 1823, que fue enunciada por el entonces secretario de Estado, John Quincy Adams, como una afirmación del principio de que Estados Unidos se negó a “degradarse al vergonzoso estatus de un ‘bote aen la estela de los buques de guerra británicos’ ”, sino que en vez utilizaría su poder para fomentar una comunidad de Estados nacionales soberanos con un interés común con Estados Unidos.

Este lunes y martes el autodesignado “presidente interino” tenía planificado grandes manifestaciones a su regreso a Venezuela, luego de su infructuosa gira por Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador en busca de un apoyo militar para invadir Venezuela. Guaidó había cruzado la frontera de Venezuela a Colombia, desde donde luego de reunirse con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, viajó a Brasil en un avión jet de la fuerza aérea colombiana. Guaido paso por la aduana del aeropuerto internacional de Maiquetía sin ningún problema, y sus manifestaciones pasaron sin gloria.

(Lyndon LaRouche escribió ampliamente sobre la Doctrina Monroe, que puede leer en estos enlaces: https://larouchepub.com/eiw/public/1984/eirv11n26-19840703/eirv11n26-19840703_027-lyndon_larouche_on_the_current_i-lar.pdf, de 1984, y de 2004: https://larouchepub.com/lar/2003/3036monroe_doct.html)