Presupuesto de la Casa Blanca recortó de nuevo financiamiento para la fusión, pero el Congreso salvó el programa otra vez

26 de marzo de 2019

26 de marzo del 2019 –- El Departamento de Energía (DOE en sus siglas en inglés) publicó finalmente la solicitud de presupuesto FY20 del gobierno para el programa de fusión magnética, que al igual que la solicitud FY19 del año pasado, propone un recorte drástico al programa. La solicitud para el programa de fusión magnética es de $403 millones de dólares, en comparación a los $564 millones de dólares que le asignó el Congreso al presupuesto FY19. Hay $107 millones de dólares para el Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER en sus siglas en inglés), en comparación a $132 millones de dólares que destinó el Congreso a programas nacionales, la solicitud para el FY20 es de $296 millones de dólares, comparado a los $432 millones de dólares que fueron asignados por el Congreso el año pasado.

El gobierno sabe muy bien que el Congreso va a restaurar el financiamiento a los recortes que se hicieron, lo cual es cierto incluso respecto al presupuesto de la NASA. Tanto el programa de fusión termonuclear, como el de la NASA, se entiende como algo superior a lo mundano de la política partidista, y tiene el respaldo bipartidista y de ambas cámaras en el Congreso, independientemente de cuál es el partido que dirige a la Casa Blanca.

El que quedó totalmente fuera del presupuesto del DOE, fue el programa de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados-Energía (ARPA-E en sus siglas en inglés), que creó el Congreso a similitud de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA en sus siglas en inglés), para financiar avances pequeños pero potencialmente revolucionarios en la ciencia y la tecnología. Aunque mucho de lo que está financiando actulamente el ARPA-E está dirigido a las antieconómicas energías “apropiadas”, también hay algún financiamiento para pequeñas actividades con energía de fusión. Irónicamente, el mismo día que se dieron a conocer los detalles del presupuesto solicitado, ARPA-E anunció nuevos proyectos para financiar. Uno de los temas para áreas del nuevo programa es el respaldo al desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico, que podrían beneficiar una amplia gama de experimentos de fusión.

Se puede esperar que el Congreso añada mayor financiamiento al pedido poco serio del gobierno. Sin embargo estamos todavía muy alejados de dónde necesitamos estar para impulsar un verdadero programa de energía de fusión.