BCE sigue operando la maquinita para imprimir dinero

12 de abril de 2019

12 de abril de 2019 — En la conferencia de prensa que dio en el Banco Central Europeo (BCE) el 10 de abril, su presidente Mario Draghi anunció que la junta había decidido mantener las tasas de interés en cero durante todo el año 2019. También dijo que el BCE está estudiando si debe reducir las tasas negativas en los depósitos en el BCE con el fin de reducir los costos para los bancos. El balance contable del BCE se está ampliando a pesar de la reducción en la emisión cuantitativa (EC). El mes pasado aumentó en 3.8 mil millones de euros. Esto significa que el volumen de reinversiones en la EC es mayor que los ingresos. El balance contable está ahora en 4.6996 billones de euros, es decir, 40.6% del PNB de la Eurozona.

Para el próximo otoño se espera una inyección mayor de liquidez, con la Operación dirigida de refinanciamiento a largo plazo (TLRO, en sus siglas en inglés). En la próxima reunión de la junta directiva del BCE se van a dar a conocer los detalles sobre fijación de precios, dijo Draghi. Curándose en salud, Draghi dijo que el BCE tiene “suficientes instrumentos” para intervenir en la política monetaria.

A pesar de la evidencia del desplome en las ganancias bancarias debido a la política de tasas de interés cero o negativas, Draghi alegó que no se trata de que las ganancias se estén contrayendo sino que los costos son demasiado altos. Los bancos “se pelean porque las tasas de depósito negativas son una de las causas de su falta de rentabilidad” dijo Draghi, y porque los costos son demasiado altos debido a que hay demasiada mano de obra empleada. “Parte de la debilidad estructural se debe a esta sobrecapacidad en los bancos, la cual no es una sobrecapacidad en la producción de crédito, sino que es una sobrecapacidad en términos del número de personas, el número de sucursales, los costos” dijo Draghi, e hizo un llamado a la “consolidación”, es decir el triaje en el número de bancos y despido de fuerza de trabajo en el sector.