Putin dio un resonante apoyo a la Iniciativa de la Franja y la Ruta: “tiene un futuro muy brillante”

30 de abril de 2019

29 de abril de 2019 –- En una conferencia de prensa el 27 de abril, en la clausura del Segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, en Pekín, la primera pregunta que le hicieron al Presidente de Rusia, Vladimir Putin fue: “La Franja y la Ruta es un proyecto verdaderamente ambicioso, al grado de que a algunos les causa preocupación. China no es un país que hace planes solo para los años próximos; hace planes para décadas, lo cual implica no miles de millones de dólares sino billones de dólares. Esto me lleva a preguntarle ¿es este un proyecto de China, o es beneficioso para otros participantes? ¿Es beneficioso para Rusia?”.

La respuesta de Putin fue categórica, e incluyó importantes muestras de su cooperación estrecha con el Presidente Xi Jinping en la conceptualización del avance de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR) durante el período de seis años que tiene de existencia:

“China es un país enorme... Por consiguiente, sin duda, China tiene planes para su desarrollo, y estos son inmensos y ambiciosos; cuando China implementa algo utiliza una perspectiva muy pragmática para alcanzar lo que se propone. China es nuestro socio estratégico; esto es obvio dado todos los indicadores y parámetros... Del mismo modo que nosotros o que cualquier otro país, ellos se rigen por sus intereses nacionales”.

Luego Putin definió el enfoque singular de China para promover su interés nacional:

“China implementa esto de un modo civilizado, garantizando que las propuestas para el desarrollo común respondan a los intereses de la enorme mayoría de participantes internacionales, si es que no de todos. Generalmente hablando, China no ha ofrecido nada nuevo; lo que está haciendo, es realmente intentando reafirmar los principios establecidos por la Organización Mundial del Comercio y por el Fondo Monetario Internacional, y muchos de nuestros colegas mencionan esto tras bastidores como hicieron en la última reunión. ¿Cuál es la meta de China? Estabilidad...

“Así que ¿cómo debería responder China ante ciertas restricciones e intentos de parte de algunos países para detener su desarrollo? ¿Qué debería hacer China? Debe fortalecer los principios fundamentales de las relaciones económicas globales, y crear condiciones para promover sus productos. ¿Cómo puede hacer esto? Desarrollando una infraestructura de transporte, infraestructura portuaria, transporte aéreo, ferroviario y motor, y llevar a cabo la construcción de carreteras. Esto es exactamente lo que China está haciendo”.

Putin pasó luego a explicar como ha evolucionado el concepto de la IFR: “Todo comenzó de esta manera, pero luego se hizo obvio tanto en términos del crecimiento de China como para nosotros también, que esto no iba a ser suficiente. Necesitábamos fortalecer los principios fundamentales de las relaciones económicas internacionales. ¿Está Rusia interesada en esto? Por supuesto que sí. Considerando el enrome volumen de comercio y el hecho de que está aumentando, ciertamente estamos interesados en beneficiarnos del tránsito potencial de un Tren Transiberiano y del Ferrocarril Baikal-Amur, y tenemos la intención de invertir en grande en ambos proyectos, como también en el transporte motor y de carreteras. Hemos asignado billones de rublos para el desarrollo de infraestructura. ¿Por qué estamos haciendo esto? Para hacer un uso eficiente del potencial de tránsito de nuestro país y para poder involucrarnos en operaciones mutuas de importación y exportación”.

“Le estoy muy agradecido al Presidente Xi Jinping y al primer ministro Li Keqiang por sus esfuerzos constantes para mejorar las pautas comerciales de China con Rusia. ¿Responde eso a nuestros intereses? Absolutamente. Creo que esta iniciativa tiene un futuro muy brillante por delante, ya que casi todos nosotros estamos interesados en él, como lo acabo de explicar”.

La versión completa de las declaraciones de Putin está disponible, en inglés, en el sitio electrónico del Kremlin.