Departamento de Estado anuncia una estrategia de guerra fría contra China

2 de may de 2019

1 de mayo de 2019 — Kiron Skinner, protegida de la eminencia gris de las élites estadounidenses, George Shultz, y que Mike Pompeo colocó en la posición clave de Directora de Planificación Política del Departamento de Estado, dijo el 29 de abril en el foro Seguridad Futura 2019 de New America en Washington, que actualmente está diseñando una estrategia para confrontar la “amenaza fundamental de largo plazo que representa China”. Skinner afirmó que su proyecto debe ser el equivalente a lo que fue la infame “Letter X” de George Kennan en 1946, en la que hizo un llamado a las armas por una Guerra Fría en contra de la URSS.

Toda la carrera de Skinner está asociada al núcleo duro del partido bélico geopolítico anglófilo que se agarró el poder después de la muerte de Franklin Roosevelt. La camarilla de Dick Cheney. La elite de la casta dominante que no está de acuerdo con el Presidente Donald Trump en que “tener buenas relaciones con China y con Rusia es algo bueno”. Ella fue la investigadora más importante asistente de Shultz, creador del gobierno de George Bush Jr.; es una persona muy cercana a John Bolton y a la Secretaria de Estado de Bush, Condoleezza Rice; estuvo en el comité asesor de la junta sobre políticas de defensa de Richard Perle con Kissinger y otros; es directora de toda la vida del Consejo Atlántico que promueve a la OTAN; etcétera.

Según el informe que publicó el Washington Examiner, Skinner presentó el conflicto con China como un “choque de civilizaciones... es la primera vez que vamos a tener de competidor a una gran potencia que no es caucásica” dijo esta mujer negra no caucásica.

Skinner considera el conflicto que está manufacturando contra China, como un conflicto más grande que el conflicto contra Rusia. Rusia no es más que un “sobreviviente de la globalización... Nosotros vemos a China como una amenaza a largo plazo más fundamental. En China, tenemos un competidor económico, tenemos un competidor ideológico, uno que realmente busca tener un alcance global que muchos de nosotros hace un par de décadas ni siquiera esperábamos...

“Tenemos que quitarnos los lentes color de rosa y ser realistas sobre la naturaleza de la amenaza” insistió. “Ahora estamos viendo a China más profundamente y más ampliamente. Y yo creo que el Departamento de Estado está a la cabeza en este intento generalizado por obtener algo como una ‘Letter X’ para China, lo que Kennan escribió. No puede haber una política sin un argumento que lo respalde”.