El explorador lunar Yutu-2 de la misión Chang’e-4 encuentra por primera vez pedazos del manto lunar

18 de may de 2019

18 de mayo de 2019 — Explorando por el Cráter Von Karman en el lado oculto de la Luna, el explorador Yutu-2, ha hecho un descubrimiento “inesperado”, según la reseña de la edición del 16 de mayor de la revista Nature. Los estudios anteriores de las rocas lunares, tanto de astronautas como de misiones robóticas no tripuladas en el lado visible de la Luna, habían sido solo sobre rocas de la corteza superior de la Luna. Está compuesta principalmente de silicato de aluminio o plagioclasa. Pero el Yutu-2 encontró un predominio de olivino y piroxeno en la zona bajo su estudio. Los científicos informan que este material pudiera provenir del manto profundo de la Luna.

El Cráter Von Karman se ubica dentro de la enorme cuenca Aitkin del Polo Sur, y se cree que la colisión que formó el cráter pudo haber sido lo suficientemente fuerte como para dejar al descubierto parte del manto de la Luna. Yutu-2 registra los espectros de luz reflejados en las rocas lunares, en las partes visibles y cercano al infrarrojo del espectro. Cuando los científicos analizaron el espectro “lo que vimos fue algo bastante diferente” al material normal de la superficie, dice uno de los coautores del estudio, Liu Dawei, un científico planetario de los Observatorios Astronómicos Nacionales de la Academia de Ciencias de China en Pekín.

Yutu-2 continuará buscando materiales del manto, en parte como preludio al lanzamiento de Chang’e-5 a fines de este año, que traerá muestras lunares del lado visible de la Luna. El retorno de muestras del lado oculto se está discutiendo para misiones posteriores.