China construirá un nuevo superpuerto en Perú como parte de un “centro continental”

20 de may de 2019

20 de mayo de 2019 — Al firmar Perú el memorando de entendimiento (ME) para unirse a la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR), durante el Segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, celebrado del 25 al 27 de abril, echó a andar enormes proyectos de desarrollo económicos que China les había venido ofreciendo.

La compañía minera Volcan de Perú y el gigante astillero y portuario COSCO de China, firmaron el 13 de mayo un acuerdo para construir un superpuerto en Chancay, a 50 kilómetros de Lima. Chancay es un puerto natural de aguas profundas (la profundidad máxima es de 16 metros), capaz de albergar las grandes embarcaciones actuales, pero que actualmente no tenía ninguna capacidad comercial portuaria. Ahora lo van a convertir en el puerto más grande de la costa Pacífica de América del Sur y va a servir como un “centro continental” para manejar la carga entre América del Sur y China, con dos terminales especializadas capaces de manejar contenedores, granel, embarco y desembarco rodado y carga en general. Se prevé que se va a completar en 28 meses con un estimado de 9,000 empleos creados en el proceso (1,500 empleos directos y 7,500 empleos indirectos).

Estuvieron presentes en la ceremonia de firma el Presidente de Perú, Martín Vizcarra, la Ministra de Transporte, María Jara, y el Presidente de COSCO, el capitán Xu Lirong y el director gerente de COSCO Zhang Wei; el acto recibió una gran cobertura en la prensa nacional.

“Embarques COSCO va a cooperar conjuntamente con Perú para desarrollar el Puerto de Chancay con el fin de convertirlo en un importante centro portuario en América Latina cerca de la costa del Pacífico, que promoverá el desarrollo económico regional. Se convertirá en un nuevo vínculo y puente para el intercambio comercial y económico entre China y Perú”, dijo el capital Xu al firmar.

El Presidente Vizcarra calificó la firma de “un hito. Con base en la conectividad mutua de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, compañías de China y de Perú están invirtiendo y desarrollando conjuntamente el Proyecto Chancay, lo que sienta una base sólida para el desarrollo económico de Perú”, dijo. “La construcción del Puerto de Chancay contribuirá al desarrollo regional y esperamos convertir al Puerto de Chancay en uno de los puertos ‘eje’ más importantes de América del Sur, y un centro logístico cerca de la Costa del Pacífico, lo que promoverá el comercio regional y el comercio entre China y América Latina”.

Este nuevo “centro regional” plantea la cuestión de la red ferroviaria continental que aún no se ha construido. No es de sorprender entonces que el Presidente Vizcarra hablara sobre la parte bioceánica de esa red ferroviaria, en entrevista con Reuters el viernes 17. Vizcarra sugirió que China, entre otros, podrían ser socios naturales en ayudar al financiamiento y construcción del ferrocarril bioceánico, porque se estarían comprando sus productos. Se refirió a la Ruta Central, que conectaría a Brasil y Perú, atravesando Bolivia.