Prensa londinense publicó las operaciones del MI6 contra Trump en vísperas de su visita

22 de may de 2019

22 de mayo de 2019 – Justo dos semanas antes de la programada visita de Estado del Presidente Donald Trump al Reino Unido, varios periódicos londinenses decidieron resaltar de manera sensacionalista el papel de las agencias y funcionarios de inteligencia británicos en el intento de golpe de Estado del “Rusiagate”, en contra de Donald Trump.

“Los jefes del espionaje británicos fueron informados sobre el expediente sobre los vínculos de Trump con Rusia que contienen acusaciones lascivas sobre el Presidente y prostitutas, meses antes de que él ni siquiera supiera que existiera” es el encabezado jadeante del Daily Mail. El Daily Telegraph tiene “Espías británicos obtuvieron memos espeluznantes sobre Trump”. La cobertura del Telegraph empieza diciendo que “los jefes del espionaje de Theresa May fueron informados en secreto sobre un expediente explosivo sobre acusaciones sobre los vínculos de Donald Trump con Rusia antes de que el presidente de EU fuera alertado sobre su existencia, puede revelar el Telegraph. Se informó a los jefes del MI5 y MI6 y a uno de los asesores de seguridad de más confianza de la señora May, sobre los memorandos de Christopher Steele, antiguo funcionario de inteligencia británico, sobre la campaña de Trump en las semanas posteriores a su victoria electoral de noviembre del 2016”.

En general, la transmisión de las falsedades de Steele a los funcionarios de inteligencia y espías británicos, y por medio de estos, no es nada nuevo y es algo que estuvo sucediendo desde un año antes de que Trump fuera elegido.

Los nombres que se dan aquí son: el jefe del MI6 Alex Younger y su predecesor, sir Richard Dearlove; el director general del MI5 Andrew Marker y el director de la Comisión de Inteligencia Conjunta, sir Andrew Farr (ya fallecido) quien aparece por primera vez. Salió a colación el hecho de que Steele dirigió la oficina sobre Rusia del MI6. Y en su cobertura el Mail en particular, informa que los memorandos de Steele resultaron ser falsos y Mueller no los repitió en su informe.

Se desconocen los motivos de por qué aparecieron ahora en Londres estas historias sensacionalistas. Sin embargo, Trump tiene programado reunirse con la reina y la primera ministra saliente Theresa May en menos de dos semanas; y la presidente del Instituto Schiller Helga Zepp-LaRouche ha sugerido que la Casa Blanca exija disculpas precisamente por el intento de golpe de la inteligencia británica, que de modo tan “espeluznante” están embarrando ahora por todos los periódicos londinenses.