El “juego de largo plazo” de China en el conflicto comercial con EU

23 de may de 2019

22 de mayo de 2019 — Si las relaciones económicas de Estados Unidos y China no vuelven al buen camino, luego del derrumbe de las negociaciones comerciales y en especial después de las medidas punitivas en contra del gigante de las telecomunicaciones chino Huawei, se podría derrumbar todo el orden económico global. Esta es la evaluación estratégica que presentan ahora los medios semioficiales de China, a la vez que hacen denuncias furiosas en contra de Washington por lo que está sucediendo.

“Estas maniobras interesadas han manchado la credibilidad de Washington como importante país responsable y han erosionado seriamente los cimientos de la cooperación internacional” escribió acremente Xinhua el 20 de mayo. “Vale la pena señalar que el orden global encabezado por Estados Unidos, se podría colapsar en cuanto se arruine la credibilidad de Washington”. El principal servicio de cable de China por su parte, destacó que: “Esta perspectiva peligrosa no es del interés de nadie”.

Un editorial del Global Times del mismo día, argumenta que el gran perdedor en las sanciones en contra de Huawei será EU y sus compañías, no China. “La sociedad china apoyará a Huawei para que supere las dificultades” en tanto que “la decisión de cortar [a China] ha destruido por completamente la reputación empresarial de las compañías estadounidenses... Es improbable que China vaya a utiilzar más una gran cantidad de productos abastecidos por compañías estadounidenses”. El editorial concluye: “Detener el abastecimiento a Huawei significa que están perdiendo el mercado chino de manera irreversible. La guerra comercial EU-China ha ocasionado pérdidas en ambas partes. El daño infligido a China es temporal. Pero lo que Estados Unidos va a tener que enfrentar es un creciente daño a largo plazo. El llamado desacoplamiento de China muy probablemente pudiera ser el principio del declive de Estados Unidos”.

Un segundo artículo en el Global Times firmado por Hu Weijia advierte de una escalada en la guerra financiera y económica entre EU y China. “China debe estar preparada para el peor de los escenarios”, en caso de que Estados Unidos “utilice medios financieros para hacerle frente a sus disputas con China, como lo hizo con Irán”. Dichas sanciones financieras le “asestarían un fuerte golpe al sector de alta tecnología de China... se necesitan planes de contingencia para garantizar no solo la continuación del abasto de componentes críticos de productos de Huawei sino también para la seguridad financiera estratégica de las compañías chinas”.

China Daily también editorializó sobre el tema: “Lo que no pudiera haber quedado más claro es que Estados Unidos sufre una paranoia seria por el ascenso de China. Su intento por estrangular el desarrollo de las compañías tecnológicas de China tiene el objetivo de bloquear el avance en la ciencia y tecnología de China... Pero a pesar de sus esfuerzos, Estados Unidos no podrá contener el progreso tecnológico de China, ni detendrá el desarrollo económico de China”.