El presidente de Reserva Federal, Jerome Powell, expresa preocupación por la burbuja de la deuda corporativa, pero dice que nadie debe inquietarse

23 de may de 2019

22 de mayo de 2019 — En un discurso que dio el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell el lunes 20 de mayo, en la Conferencia de Mercados Financieros que se realizó en la isla Amelia, Florida, para evaluar los riesgos del sistema financiero una década después de la última crisis, declaró: “La deuda empresarial ha alcanzado un nivel que claramente debería darle a los empresarios y los inversionistas motivos para hacer una pausa y reflexionar”. Powell dijo que las cosas están bien ahora pero “otro aumento drástico podría aumentar de manera apreciable las vulnerabilidades... A como estamos ahora, la deuda empresarial no presenta el tipo de riesgos elevados para la estabilidad del sistema financiero, que pudieran ocasionar un gran daño en los hogares y las empresas en caso de que las condiciones empeoraran. Al mismo tiempo, el nivel de endeudamiento ciertamente podría estresar a los prestamistas si la economía se debilita”.

CNBS destaca que la deuda corporativa no financiera está ahora en un nivel récord de $6,2 billones de dólares. Observadores informados destacan lo similar que son los comentarios de Powell con los que hizo por mayo del 2007 el entonces Presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en el sentido de que el problema de las hipotecas de alto riesgo estaban contenidas en el mercado hipotecario.