Yihadistas lanzan una gran ofensiva en Idlib; atacan la base rusa de Khmeimim y al ejército sirio

24 de may de 2019

24 de mayo de 2019 — Los terroristas del grupo Hayat Tahrir ash-Sham, anteriormente conocidos como Frente al-Nusra, afiliados a Al Qaeda, lanzaron el miércoles 22 tres ataques masivos en contra del Ejército Árabe Sirio en Kafr Nabuda en la provincia de Idlib; dispararon 17 misiles en contra de la base aérea Khmeimim, los cuales fueron interceptados o cayeron antes de alcanzar su objetivo, según la reseña de RT y de la agencia Tass. El ataque fracasó y el ejército sirio mató a 150 terroristas, destruyó tres tanques y 24 camiones con ametralladoras montadas.

Según el Ministerio de la Defensa de Rusia, los militantes trataron de penetrar también las defensas del gobierno cerca del asentamiento Al Hayrat, informa Tass.

En la base Khmeimim, las defensas antimisiles interceptaron nueve misiles y otros ocho cayeron antes de llegar hasta sus objetivos. Según la reseña de RT, el ataque contó con 500 militantes, siete tanques, cuatro APC, 30 camiones con ametralladoras montadas y dos vehículos cargados de explosivos con terroristas suicidas.

Esta no es la primera vez que los terroristas atacan la base Khmeimim. Aunque los ataques anteriores han fracasado, los militares rusos han advertido que la tecnología avanzada que utilizan los yihadistas la podrían utilizar contra “objetivos menos protegidos en Siria y el extranjero”.

La publicación Middle East Monitor cita un informe de la agencia Reuters que indica que el enviado de EU para Siria, James Jeffrey, hizo un llamado al cese al fuego en Idlib, al hablar ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes. A una pregunta sobre el posible empleo de armas químicas por parte de Siria, como alega la declaración del Departamento de Estado del 21 de mayo, solo dijo que “nosotros todavía no tenemos ninguna confirmación de que se haya empleado cloro, que fue la sustancia que se sugería o se acusaba que utilizaron... No hemos terminado nuestra revisión”.

La agencia Associated Press cita al general mayor Viktor Kupchishin, director del Centro de Reconciliación en Siria, de las fuerzas armadas de Rusia, quien informó que los yihadistas capturados mencionaron un plan para montar falsos ataques químicos en los pueblos de Saraqib y Jarjanaz y culpar de esto a fuerzas del gobierno. Dijo que los militantes han creado un “ala química” especial para producir y almacenar agentes tóxicos.

La vocera del Departamento de Estado de EU, Morgan Ortagus dijo el 21 de mayo que “desafortunadamente, seguimos viendo señales de que el régimen de Assad pudiera haber vuelto a emplear armas químicas, como el supuesto ataque con cloro en el noroeste de Siria en la mañana del 19 de mayo”. El Departamento de Estado agregó “Todavía estamos recopilando información sobre este incidente, pero repetimos nuestra advertencia de que si el gobierno de Assad emplea armas químicas, Estados Unidos y nuestros aliados responderemos rápida y apropiadamente”.