“Las relaciones sino-estadounidenses pertenecen a nuestro pueblo y su futuro lo deben definir los pueblos”: embajador de China en EU

29 de may de 2019

29 de mayo de 2019 — La semana pasada se llevó a cabo la “Cumbre de colaboración de gobernadores de Estados Unidos y de China”, en donde participaron unos 400 funcionarios y empresarios de China y de 20 estados y territorios de Estados Unidos para ayudar a restaurar la buena fe y la confianza entre Estados Unidos y China.

La Asociación nacional de Gobernadores (NGA, en sus siglas en inglés) de Estados Unidos destacó en su comunicado de prensa sobre el acto, las palabras de clausura del gobernador de Kentucky, Matt Bevin, quien dijo: “Cuando una parte gana, la otra parte gana. Cuando China es fuerte, es bueno para Estados Unidos. Cuando Estados Unidos es fuerte, es bueno para China”. Más aún, Bevin dijo también que “no hay ningún gobernador en Estados Unidos… que no quiera que se hagan estos acuerdos [comerciales] y que se hagan pronto”, informó la agencia china de noticias Xinhua.

La NGA informó también que el embajador de China en EU, Cui Tiankai, habló en el acto sobre cómo “la cooperación es la única opción correcta para nuestros dos países... Tanto el pueblo chino como el pueblo estadounidense buscan una vida mejor. Esa es nuestra meta común”.

El ex gobernador de Missouri, Bob Holden, coincidió con esto, y le dijo a Xinhua durante la cumbre que en sus viajes a China, “lo que más le impactó fue la gente ‘maravillosa que quiere que sus hijos tengan una mejor oportunidad que la que ellos tienen, que es el mismo sistema de valores que nosotros tenemos en el corazón de Estados Unidos’ ”.

El discurso que dio el embajador Cui en la conferencia, se centró en esa comunidad de intereses, y lo publicó completo en su sitio electrónico la Embajada china en EU.

“Cada vez que voy a Kentucky, siento como que regreso a casa. Aquí encuentro siempre una verdadera Amistad, no suspicacias infundadas; nuestra gente se enfoca en la cooperación, no en la confrontación; y compartimos la esperanza en mayores compromisos y un mayor entendimiento, no el mentado ‘desacoplamiento’ o el ‘alejamiento’, dijo Cui.

Dijo también que ese mismo espíritu lo encuentra por donde vaya cuando viaja por Estados Unidos. “El pueblo estadounidense amistoso, abierto, trabajador e independiente siempre me recuerda a mi país y a mis compatriotas que están a miles de millas de distancia. Este año marca el 70avo aniversario de la fundación de la República Popular de China. Gracias al trabajo arduo de generaciones sucesivas, mi país se ha convertido en lo que es hoy. Cientos de millones de personas han trazado sus vías, paso a paso, para salir de la pobreza, y todavía siguen trabajando sin descanso, poco a poco, para construir una sociedad moderadamente próspera en todos los aspectos. No se deben subestimar los esfuerzos minuciosos de los 1,400 millones de chinos, obreros, agricultores, científicos y empresarios...”

“Ningún país puede prosperar solo”, señaló el embajador Cui. China “considera a Estados Unidos como un socio importante de cooperación”, pero las fricciones comerciales están dañando la relación. “Tenemos que poner atención en serio a esto, y no dejar que gente desinformada, malintencionada, incite a una ‘nueva Guerra Fría’ a costas de los intereses de los pueblos... La relación sino-estadounidense pertenece a nuestros pueblos y su futuro lo deben definir los pueblos”, concluyó Cui.