La mancuerna “Fernández -Fernández” promete hacer que “Argentina resurga de entre las cenizas” en las elecciones de este año

29 de may de 2019

29 de mayo de 2019 — El 25 de mayo, el día de la Independencia de Argentina, el candidato presidencial Alberto Fernández y su compañera de fórmula, la ex Presidente Cristina Fernández de Kirchner, hicieron su primera aparición pública, después del sorpresivo anuncio de Fernández de Kirchner de que participaría en la contienda presidencial en las elecciones de este año, como candidata a la vicepresidencia.

El objetivo, explicaron, es construir una coalición de oposición lo más amplia posible que derrote al odiado Presidente neoliberal Mauricio Macri en la primera ronda de las elecciones presidenciales en octubre. Esto significa atraer a fuerzas de oposición que de otra manera no respaldarían la candidatura presidencial de Cristina Fernández. Alberto Fernández, más pragmático, está trabajando para atraer a otros dirigentes de la oposición a la coalición. Todos están de acuerdo en que bajo el tutelaje del FMI, Macri ha hundido al país en una crisis muchos peor que la del 2001, cuando Argentina se declaró en incumplimiento en sus $75 mil millones de su deuda externa. Todavía está por verse cuál va a ser su programa más allá de esto y no está claro si esta estrategia les puede funcionar.

Aunque la concentración del 25 de mayo no se anunció como una manifestación de campaña, el evento atrajo a 30,000 personas, que se reunieron en el distrito Merlo en Buenos Aires para presenciar la inauguración del parque municipal que lleva el nombre de Néstor Kirchner, predecesor de Cristina en la Presidencia y su finado esposo. Cristina recordó, en el discurso que dio en esa ocasión, la celebración del bicentenario de Argentina el 25 de mayo del 2010, cuando “teníamos una Argentina diferente” cuando la población tenía empleos, escuelas, la economía estaba creciendo y “había un futuro”. Hoy, todo ha desaparecido. Recordó que durante ese Bicentenario, decenas de miles de ciudadanos se apoderaron de las calles en jubilosa celebración y nueve presidentes Iberoamericanos visitantes “caminaron por las multitudes, sin ninguna seguridad... Asi que, revivamos el espíritu del Bicentenario” dijo.

Alberto Fernández, quien fue el jefe de la Oficina de la Presidencia con Néstor Kirchner (2003-2007) destacó en sus comentarios que cuatro de cada diez argentinos vive hoy en la pobreza. Las cosas están tan mal, dijo, como lo estaban el 25 de mayo del 2003 cuando Néstor prestó juramento. Y un nuevo gobierno va a abordar la crisis de hoy tal y como lo hizo Néstor en el 2003

“Con Néstor lo hicimos una vez y ahora vamos a hacerlo de nuevo, todos juntos. Pudimos salirnos del endeudamiento, sin que sufriera ni un solo argentino” dijo. En el 2003 pudimos salirnos del laberinto y “hoy vamos a sacar a la gente del hoyo en el que están de nuevo”. En su primer anuncio de TV, Alberto prometió “vamos a resurgir de entre las cenizas; una vez más vamos a sacar a nuestros hermanos de la pobreza... vamos a poner a la Argentina de nuevo en un lugar digno en el mundo”.