Negociadores de EU reaccionan al documento oficial de China sobre la guerra comercial

5 de junio de 2019

5 de junio de 2019 — En respuesta a la publicación del documento oficial titulado “Postura de China sobre las consultas económicas y comerciales entre China y Estados Unidos”, que emitió el Consejo de Estado de China, la oficina del Representante Comercial de EU (USTR, por sus siglas en inglés) y el Departamento del Tesoro, emitieron una declaración conjunta el lunes 3 de junio donde señalan la “decepción” de Estados Unidos. De manera completamente olímpica, dicen que el documento oficial muestra que China decidió “seguir un juego de culpas para tergiversar la naturaleza y la historia de las negociaciones comerciales entre los dos países”.

“El Presidente Trump está comprometido a tomar medidas para abordar las prácticas de comercio injusto en la que ha estado empeñada China por décadas, las cuales han contribuido a déficit comerciales persistentes e insostenibles, de casi $420 mil millones el año pasado, y que han causado daño severo a los trabajadores, agricultores, ganaderos y empresarios estadounidenses”, dice la declaración con todo cinismo.

La realidad es que la oligarquía financiera estadounidense impuso desde la década de los 80 un sistema “posindustrial” en la economía de Estados Unidos, que la ha convertido en una economía de servicios, en especial servicios financieros. Desde entonces, EU tiene un déficit comercial con todo el mundo, porque tiene un superávit enorme en su balanza de capital (la diferencia del capital que sale de EU y el que entra) con el cual financia el déficit comercial. De este modo, se convirtió en el importador de último recurso en el mundo, luego de que las industrias de EU se fueron a buscar la mano de obra más barata en cualquier otra parte, para producir en el extranjero lo que consumen los estadounidenses.

Luego el USTR defiende su posición y subraya que “insistir en que China haga compromisos detallados y de cumplimiento obligatorio, en ningún modo constituye una amenaza a la soberanía china”.

El diario de Hong Kong South China Morning Post publicó un análisis de la respuesta estadounidense, titulado “Por qué Pekín no está haciendo un juego de culpas con su documento oficial sobre la guerra comercial”, en el cual cita a expertos que sostienen que el documento oficial era en realidad una invitación de China para regresar a las negociaciones, no un intento de asignar culpa por el fracaso anterior. Los analistas chinos que hablaron con SCMP antes de que se diera a conocer la respuesta de Estados Unidos, le dijeron al diario que Pekín no hacia señalamientos, simplemente le reitera a Estados Unidos que “no cederá en cuestión de principios”, pero que está dispuesta a escuchar “sugerencias creíbles”.

Ding Shuang, el economista principal del Banco Standard Chartered, dice que “aunque China reconoce la dificultad que hay en las relaciones bilaterales incluso si se alcanza un acuerdo comercial, sigue dispuesta a hacer todo lo que sea posible para retrasar el conflicto potencial entre los dos países”.

El diario SCMP publicó el 2 de junio su evaluación titulada “China dice que EU es ‘el único culpable’ por el colapso de las pláticas comerciales, pero sigue abierta la puerta para la negociación”.

Mei Xinyun, un investigador ligado al Ministerio de Comercio, dice que China quería romper el hielo con Estados Unidos antes de la cumbre del G-20 el 28 y 29 de junio en Osaka, Japón. El documento oficial podría ayudar a reiniciar las pláticas comerciales, dejando en claro la política de Pekín para reducir las posibilidades de un error de cálculo. Mei dice que se espera que el Presidente Xi Jinping y el Presidente Donald Trump estarían de acuerdo a llegar a algún arreglo “como el cese al fuego que anunciaron en Buenos Aires” en diciembre en la anterior cumbre del G-20, “si es que los líderes se reúnen”, comenta el SCMP.