New York Times hace alarde de las fanfarronadas de Bolton sobre un ciberataque contra la red de energía de Rusia

17 de junio de 2019

17 de junio de 2019 — El diario New York Times publicó el sábado 15 de junio un artículo de David Sanger, agente de inteligencia de Estados Unidos, cuyo encabezado es U.S. Escalates Online Attacks on Russia’s Power Grid (Escalada de Estados Unidos en los ataques cibernéticos contra la red de energía de Rusia). El miércoles 12 de junio, el Asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, le dijo al periódico Wall Street Journal que Estados Unidos estaba librando operaciones de guerra cibernética ofensiva contra Rusia, “para decirle a Rusia, o a cualquiera que se involucre en operaciones cibernéticas en contra nuestra, que ‘les va a costar caro’ ”. Sanger dice que él y su equipo han venido haciendo entrevistas por tres meses, con funcionarios que les han dicho que había operaciones activas “contra la red [de energía eléctrica] rusa y contra otros objetivos como complemento confidencial de una actividad discutida más públicamente, dirigida contra unidades de desinformación y hackeo de Moscú alrededor de las elecciones de medio período del 2018”. Ellos alegan que el permiso para tal manifiesta guerra “híbrida” le fue “dado de manera separada por la Casa Blanca y el Congreso el año pasado al Comando Cibernético de Estados Unidos, el brazo del Pentágono que dirige las operaciones ofensivas y defensivas de las fuerzas armadas en el mundo del ciberespacio”.

Sanger informa sobre “la colocación de programas maliciosos congelantes en el sistema ruso a una profundidad y agresividad que nunca antes se había intentado. Tiene la intención en parte de alertar, y en parte de establecerlo para conducir ataques cibernéticos en caso de que llegase a estallar un conflicto mayor entre Washington y Moscú”.

Además informa Sanger que el ataque “parece que se llevó a cabo bajo el escudo de nuevas disposiciones legales a las que no se les puso mucha atención, que se colaron inadvertidas en el proyecto de ley sobre asignaciones militares que aprobó el Congreso el verano pasado. La medida aprobó la realización rutinaria de actividades militares clandestinas en el ciberespacio, para disuadir, salvaguardar contra ataques de actividades cibernéticas maliciosas a Estados Unidos. Bajo la ley, esas acciones ahora pueden ser autorizadas por la Secretaría de Defensa sin una autorización especial de la Presidencia”.

El pomposo Sanger alardeó de que Trump no está informado: “Dos funcionarios de gobierno dijeron que ellos creen que al señor Trump no le han informado de ningún detalle sobre las pasos para colocar implantes –-códigos de programas que se pueden utilizar para vigilar o atacar—- al interior de la red eléctrica rusa. El Pentágono y funcionarios de inteligencia manifestaron sus dudas generales de ir y dar detalles al señor Trump sobre las operaciones en contra de Rusia, preocupados por su reacción y la posibilidad de que pueda revocarla o discutirla con funcionarios extranjeros, como hizo en el 2017 cuando mencionó una operación delicada en Siria al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia”.