Von der Leyen promueve un Acuerdo Verde ante el Parlamento Europeo

18 de julio de 2019

17 de julio de 2019 — Si pensaban que no podía haber nada peor que Jean-Claude Juncker como jefe de la Comisión Europea, su sucesora designada les hará cambiar de opinión. En su discurso programático antes de iniciar la votación en el Parlamento Europeo (que terminó ganando con un escaso margen), la presidente designada como Presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, prometió a todos todo y lo contrario, a fin de apaciguar a todas las facciones y salir electa. Pero lo más notable es que prometió un plan anti-industrial radical y propuso un “Acuerdo Verde”.

Von der Leyen comenzó su discurso en francés, continuó en alemán y en cierto momento cambió al inglés, para atacar la Iniciativa de la Franja y la Ruta y para presentar su programa climático.

En referencia a las naciones que se han unido a la Franja y la Ruta, dijo. “Algunos están comprando su influencia al invertir en la dependencia de los puertos y los caminos” y algunos “se vuelven a los Estados autoritarios”, Pero “nosotros vamos por la vía europea”.

Luego explicó lo que significa esa vía: “Nuestro desafío más apremiante consiste en conservar la salud de nuestro planeta. Esta es la oportunidad más grande y más importante de nuestro tiempo. ¡Quiero que Europa se convierta en el primer continente CO2-neutral en el mundo para el 2050!

“Para que esto suceda tenemos que tomar juntos algunas medidas: nuestra meta actual para reducir las emisiones en 40% para el 2030 no es suficiente. Tenemos que ir más allá. Debemos tratar de hacer más. Se necesita un enfoque de dos pasos para reducir las emisiones de CO2 para el 2030 en un 50% si no es que en un 55%. La Unión Europea conducirá negociaciones internacionales para que las otras economías importantes aumenten su nivel de ambición para el 2021, porque para lograr un verdadero efecto no solo tenemos que ser ambiciosos en casa; tenemos que hacer eso, ¡sí! Pero tenemos que hacerlo juntos.

“Yo voy a proponer un Acuerdo Verde para Europa en mis primeros 100 días en el cargo. Voy a proponer la primera Ley Climática europea, que fijará el objetivo de 2050 como ley. Este aumento en las ambiciones necesitará inversiones en una mayor escala. El dinero público no será suficiente. Voy a proponer un Plan de Inversión Sustentable de la Unión Europea, y convertiremos parte del Banco Europeo de Inversiones en un Banco Climático. Esto liberará un billón de euros en inversiones durante la próxima década. Significa un cambio. Todos nosotros y todos los sectores tendrán que contribuir. Desde la aviación hasta el transporte marítimo, hasta la forma en que viajamos y vivimos cada uno de nosotros. Las emisiones deben tener un precio que cambie nuestro comportamiento.

“Para completar esta obra y garantizar que nuestras compañías puedan competir en un campo parejo, voy a introducir un impuesto al carbón en la frontera para evitar filtraciones de carbón”. Lo cual muy bien se podría traducir en: vamos a poner un súper arancel a China, que produce demasiado CO2.