España celebra su papel en el alunizaje del Apolo 11

19 de julio de 2019

19 de julio de 2019 — La prensa Española ha recordado en los días recientes el papel que jugó España en el programa Apolo de la NASA, y en especial en el alunizaje del Apolo 11. Las comunicaciones entre los astronautas y Houston requirieron una triangulación de puntos en la Tierra, y uno de esos puntos fue el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid (CCEPM). Los otros dos fueron California, EU, y Camberra, Australia. “Sin las vitales comunicaciones mantenidas entre el Apolo 11 y la Estación Apolo en Madrid [en Fresnedillas de la Oliva], podemos afirmar que nuestro aterrizaje en la Luna no hubiera sido posible”, dijo Neil Armstrong cuando visitó a España tres meses después de su histórico alunizaje.

Hoy 18 de julio, Sputnik Mundo presenta un artículo de la entrevista que le hizo al ingeniero electrónico español Carlos González Pintado, era entonces un joven jefe de operaciones y subdirector que fue el primer ser humano en escuchar a Neil Armstrong comunicándose con la Tierra, cuando dijo el astronauta: “Un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

Ellos en el CCEPM (Madrid) transmitían las órdenes y manejaban el seguimiento a las comunicaciones de la NASA, las computadoras que apuntaban las antenas al vehículo espacial. “La red del Espacio Profundo, que hacía el seguimiento de todas las misiones al espacio, lo componían tres estaciones... El plan de vuelo dictaba cuándo se establecía conexión con cada estación y coincidió que el seguimiento lo tenía Madrid”, explica González Pintado.

González le dijo a Sputnik:

“Me gusta pensar que por encima de nuestras rencillas e imperfecciones, nuestra raza pervivirá unida a lo largo de miles de millones de años gracias a la exploración del espacio que dio comienzo en 1957, con el lanzamiento del satélite Sputnik, en un momento histórico extraordinariamente importante para todos”.