Ministro de Ciencias astronauta, impulsa el papel de España en la futura misión a Marte

22 de julio de 2019

22 de julio de 2019 — España celebra el 50avo aniversario de la llegada del hombre a la Luna de manera muy especial. Y esto es así por dos razones: primero, porque fue el centro de la NASA en Fresnedillas de la Oliva, a 50 km de Madrid, que estaba en comunicación directa con los astronautas cuando llevaron a cabo el alunizaje, y fueron los primeros que recibieron la voz de Neil Armstrong, antes de la retransmisión al centro de control de la misión. Segundo, porque el actual ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, es el único astronauta español y él personalmente está dirigiendo las celebraciones del alunizaje.

Duque publicó en varios periódicos un cuestionario dirigido a los jóvenes principalmenet, titulado “Averigua cuánto sabes sobre los viajes al espacio”.

El 19 de julio, la reunión del Consejo de Ministros del gobierno español estuvo dedicada a celebrar este 50avo aniversario, y la dirigió el ministro astronauta, que dijo a los miembros del gabinete que “participar en una misión espacial a la Luna con astronautas es algo que a la gente, a los jóvenes, les hace mucha ilusión y, por tanto, tira de las vocaciones de ingeniería, ciencia o medicina, y todo esto es muy favorable para un país”.

“Mi generación creció con la carrera aeroespacial y todos los niños queríamos ser astronautas, era mi sueño con apenas seis años” (cuando el Apolo 11 aterrizo en la Luna), le dijo Duque al servicio de noticias EFE el 9 de julio. Él se graduó como ingeniero aeronáutico y se unió a la Agencia Espacial Europea (ESA) en 1986. Voló como especialista en la misión del transbordador espacial Discovery en 1998, y luego de entrenar en la Ciudad de las Estrellas de Moscú (Rusia), regresó al espacio en el 2003, en esta oportunidad en la nave Soyuz TMA, realizando la labor de ingeniero de vuelo, en una misión de 10 días a la Estación Internacional Espacial denominada “Misión Cervantes”.

Por sus relaciones con los rusos, el ministro ha promovido una “alianza de universidades” entre Rusia y España, para homologar el currículum, hacer intercambios de alumnos y profesores, y doble titulación en carreras de ciencia y tecnología.

También busca el apoyo del Estado para las pequeñas empresas españolas de innovación tecnológica. En materia espacial, estas empresas han llegado a ser las más numerosas en la Unión Europea, llegando a reemplazar las de otros países como Alemania. “En general, las industrias españolas tienen cada vez mayor nivel de responsabilidad en los programas de la Agencia Europea del Espacio”, afirmó el ministro, quien señaló que una parte de los módulos que están actualmente en Marte, son de fabricación española.

Asimismo, Duque destacó la importancia de que Europa participe en los viajes espaciales, en el establecimiento de una base permanente en la Luna para colonizar el espacio exterior, y la investigación sobre los polos de agua congelada de la Luna y la exploración de su lado oculto.

Duque le comentó a EFE el 9 de julio que unas semanas antes se había reunido con funcionarios de la NASA en París, y que “ellos están muy ilusionados” con la misión Artemisa. Lo que Europa pueda contribuir a la misión Artemisa será el tema principal que se abordará en la Comisión Ministerial de la Agencia Espacial Europea (ESA) en noviembre en Sevilla, España.