Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Ya es hora de salir del planeta y regresar al espacio

1 de agosto de 2019
nasa_space_station_july23-2019.jpg
Los astronautas de la NASA Christina Koch y Andrew Morgan, mientas trabajan dentro del módulo Unidad que conecta al segmento estadounidense de la Estación Espacial Internacional, con el segumento ruso (23 de julio de 2019).

31 de julio de 2019 — Todo el sistema globalista del imperio británico se dirige a un choque de trenes, en lo político y en lo económico, a corto plazo. Un ejemplo de esto es la locura que emana de los medios noticiosos liberales y del Partido Demócrata en Estados Unidos, con una actitud de “¡al diablo con el peligro!”, con su obstinación de seguir el curso suicida de tratar de llevar al Presidente Trump a juicio político, en la secuela del descrédito público de todo el jueguito del Rusiagate de Robert Mueller.

En su bancarrota económica, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (el órgano oficial que toma las decisiones mes a mes) se reúne hoy 31 de julio en medio de llamados estridentes por una mayor “emisión cuantitativa”, lo cual solo hará que el estallido sistémico inminente sea mucho peor. Al mismo tiempo, el Reino Unido y la Unión Europea se acercan a un rompimiento en seco, sin acuerdo alguno en torno al Brexit, para el 31 de octubre, lo cual tendrá consecuencias impredecibles para el sistema financiero transatlántico que se encuentra completamente en bancarrota, en particular con su burbuja de derivados financieros.

Es un buen momento para salir del planeta tierra y regresar al espacio, a explorar, colonizar e industrializar la Luna y Marte, como lo propusieron el científico germano-estadounidense Krafft Ehricke y el gran estadista estadounidense Lyndon LaRouche. El verdadero impulso para ese necesario despegue es la ola de optimismo con la “fiebre lunar” que barre al planeta en ocasión del 50 aniversario del alunizaje del Apolo 11 el 20 de julio.

Ese optimismo es nuestra arma más potente, señaló Helga Zepp-LaRouche en una conversación con asociados el martes 30. Nos aporta las herramientas científicas y emocionales necesarias para derrotar al pesimismo inducido por el moribundo sistema imperial británico y las guerras y devastación económica que está desatando como parte de sus estertores de muerte.

No hay mejor expresión de ese optimismo bien fundado que la entrevista que tuvo en mayo de 2011 el astronauta del Apolo 13, Fred Haise, con estudiantes de primaria y bachillerato de Huntsville, Alabama, como lo difundió el canal de Tv RCSpace Pioneers. Haise, es el astronauta que sería el piloto del módulo lunar de la misión Apolo 13 de 1970, la cual se tuvo que regresar debido a una explosión en el módulo de mando a 320,000 kilómetros de la Tierra. En su diálogo con los estudiantes, Haise explicó que la humanidad debe de pensar en millones de años hacia el futuro, para evitar la suerte que tuvieron los dinosaurios. La especie humana es singularmente capaz de salir hacia el universo para garantizar su supervivencia, declaró Haise.

Las preguntas de los estudiantes fueron serias, lo mismo que las respuestas de Haise. Un muchacho de primaria, por ejemplo, le preguntó cómo es que se les ocurrió la idea de utilizar la gravedad como catapulta para maniobrar alrededor de la Luna. Haise le dijo que “tenemos que darle el crédito a un amigo llamado Kepler”, el padre de la mecánica celeste. Esa era una capacidad conocida mucho antes del programa Apolo, señaló.

Le preguntaron si pensaba que tenemos que ir a Marte, y que si deberíamos viajar a la Luna primero. Haise le demostró a esos jóvenes qué tan audazmente piensa un científico valiente:

“Yo creo que debemos ir, ir constantemente, tan lejos como podamos, según la tecnología que tengamos a la mano. Si ves a un largo, muy largo plazo, y yo pienso quizás en millones de años, la Tierra es un cuerpo dinámico, como lo hemos visto recientemente con los sucesos de los terremotos en Japón; yo fui durante Katrina a la costa del Golfo, un huracán bastante importante recientemente...

“Posiblemente nos enfrentaremos algún día con un meteorito o un cometa. Por cualquier motivo, nadie sabe con seguridad qué sucedió, pero por los rastros fósiles, en la Tierra ha habido cinco formas de vida que han desaparecido; la última fue hace unos 60 o 70 millones de años con los dinosaurios.

“Nosotros hemos evolucionado durante unos 2 millones de años, así que yo espero que tengamos unos 200 millones de años más como los dinosaurios antes de nosotros.

“Pero yo considero, filosóficamente, que se nos ha dado la providencia divina. Somos de manera única las primeras criaturas que pueden plantar su raza en otra parte, algún día.

“Ahora mismo no tenemos la capacidad de hacerlo, de ir más allá de nuestro sistema solar; a Marte.

“Yo espero que encontrarán una estrella con un sistema planetario amigable, en uno de los cuales se pueda vivir, similar a nuestra Tierra, para que eventualmente podamos poner gente en otra parte. Probablemente, al menos desde mi visión, con tecnología, lo más lejos que yo puedo ver es algo dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea; uno de ustedes estudia astronomía, y es un lugar muy grande. Es difícil concebir que podamos hacer algo mejor que eso. Pero, ¿quién sabe? Hemos llegado bastante lejos en 2 millones de años. En realidad, hemos llegado bastante lejos en los últimos 100 años. Así que yo espero que habrá de repente un avance revolucionario en los modos de propulsión que nos permita hacer eso algún día”.