Wang Yi y Pompeo se reúnen en los márgenes de la Cumbre del ASEAN

2 de agosto de 2019

2 de agosto del 2019 — Claramente bajo la dirección del Presidente Trump, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, interrumpió ayer por un momento sus ataques públicos contra China para reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, en Bangkok. Pompeo envió un tuit cuando concluyó la reunión de 30 minutos con Wang Yi en el que dice que tuvieron un “intercambio profundo de puntos de vista... sobre las relaciones entre China y Estados Unidos y sobre Corea del Norte, entre otros temas importantes de interés mutuo. Cuando se trata de que avancen los intereses de Estados Unidos, estamos listos para cooperar con China”. Luego más tarde Pompeo habló con los periodistas, y les dijo que la reunión fue “profesional..., con el objetivo único de garantizar que las relaciones entre los dos países sean exitosas”, y dijo que él había sido “muy sincero” respecto a las áreas en las que China debe modificar su “comportamiento”.

Xinhua informó que Pompeo “confirmó que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el gobierno de EU, no tienen ninguna intención de contener el desarrollo de China”, luego de que Wang habló de que el desarrollo de China es “imparable” y que “ni es justo ni es posible tratar de obstaculizar” ese desarrollo.

El informe oficial de Xinhua sobre la reunión fue que China, como Rusia, claramente entienden la importancia del papel personal que juega el Presidente Donald Trump para que se establezcan relaciones decentes con Estados Unidos. Según informa Xinhua, Wang hizo referencia varias veces al consenso al que llegaron los Presidentes Xi y Trump en Osaka, como el marco para el progreso de las relaciones de los dos países. Exhortó, por ejemplo, a que haya una utilización plena “del papel de liderato de los jefes de Estado en la diplomacia” para llevar las relaciones de Estados Unidos y China en el rumbo correcto, para “traducir a la realidad la visión de los jefes de Estado de los dos países; que China y Estados Unidos pueden ser socios cooperativos”.