Pompeo tuvo que escuchar el mensaje de ASEAN: nosotros garantizamos nuestro futuro de forma pacífica

2 de agosto de 2019

2 de agosto de 2019 –- En estos momentos, Bangkok es el centro de una importante actividad diplomática internacional, en torno a la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés). La ASEAN está formada por 10 naciones, que juntas representan a 650 millones de personas, y es hoy una de las zonas de mayor crecimiento en el mundo. Entre los ministros de Relaciones Exteriores que estuvieron presente se encontraban el de Japón, Rusia, China, Corea del Sur, India, Australia, el Reino Unido y Estados Unidos.

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, decidió utilizar la primera de las reuniones en las que participó, la Iniciativa Ministerial del Bajo Mekong, para intentar fomentar sentimiento en contra de China por la utilización de las aguas del río Mekong. “Vemos una juerga de construcción de represas aguas arriba que concentran el control sobre los flujos de aguas abajo. El río ha llegado a su nivel más bajo en décadas, un problema relacionado con la decisión de China de bloquear las corrientes de agua. Además China planea explotar y dragar los causes de los ríos. China opera patrullas fluviales extraterritoriales. Y vemos que están presionando para crear nuevas normas en Pekín para gobernar el río, debilitando así a la Comisión del Río Mekong”, dijo Pompeo en su declaración inicial.

Luego le dijo a los periodistas después de reunirse con su anfitrión, el ministro de relaciones Exteriores de Tailandia, Don Pramudwinai, que también le pidió a Tailandia que “hable en contra de las medidas coercitivas chinas en el Mar de China Meridional”, al igual que le pidió a “todos nuestros socios del Indo-Pacífico que hagan”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Tailandia le respondió, en respuesta a una pregunta de otros periodista en su conferencia de prensa conjunta, sin decir que esto era una respuesta. Pramudwinai lo hizo citando cuatro puntos importantes de la “perspectiva del ASEAN en el Indo-Pacífico”, el documento que fue adoptado por los jefes de Estado del ASEAN en junio, comenzando con “la meta del ASEAN es la ganancia colectiva de todos los involucrados, en donde el todo puede ser superior que la suma de sus partes”.

Segundo: El ASEAN “no busca dominar, desafiar, o controlar. No se sustenta en una forma de pensamiento de suma cero. Su naturaleza ni es ofensiva ni defensiva, ni busca disminuir el pastel que pudiera compartirse por muchos y todos”, afirmó. Tercero, la “perspectiva del ASEAN se trata de compartir y promover riqueza, no inclinar la balanza en favor de nadie. No es una amenaza. No se trata de señalar con dedo acusador, sino de darnos las manos y trabajar juntos como iguales”. Y cuarto, en el “ASEAN ahora se trata de hundirse o nadar juntos, no sobre tratar de lanzar por la borda a una parte opositora que pudiera crear tal respuesta que causara que todo el barco se hundiera”.

Pompeo no se hizo el sordo por completo. El terminó sus muy breves comentarios iniciales a la Cumbre de ASEAN y Estados Unidos, unos minutos más tarde, protestando que “Miren, nosotros nunca le pedimos a las naciones del Indo-Pacífico que escojan entre países. Nuestro compromiso en esta región no ha sido y no será un ejercicio de suma cero. Es natural que nuestro interés simplemente converja con el de ustedes para el beneficio mutuo”.