Profesor Bell: la mafia del clima hace proyecciones de un verano “caliente” que no es tal

14 de agosto de 2019

13 de agosto de 2019 — Todo el que haya leído o escuchado que el verano del 2019 ha sido el “más caliente que haya habido nunca”, sería bueno que conocieran la verdad de todo esto. En su boletín informativo y en su columna en Newsmax de esta semana, el profesor Larry Bell de la Universidad de Houston, presenta varias de estas verdades, al comparar las temperaturas de este verano con otros veranos pasados, en particular en Norteamérica.

Bell señala que el argumento sobre el mes de julio fue una predicción del 2 de agosto que hizo el Servicio sobre Cambio Climático Copérnico (C3S) de la Unión Europea (UE), que dijo que las temperaturas de julio a nivel mundial estarían “al mismo nivel y posiblemente un poco más altas” que en la máxima anterior de 2016. La Organización Mundial de Meteorología dijo algo similar sobre el mes de julio, que “es posible que haya sido el [mes] más caliente hasta ahora”, lo cual los medios de comunicación sin tardanza registraron y convirtieron en un “hecho” irrefutable.

Pero Bell aporta algunos informes sobre Estados Unidos del fundador de AccuWeather, Joel Meyers.

“La Ciudad de Nueva York, por ejemplo, no ha tenido un solo día por encima de los 100 grados Fahrenheit desde el 2012, y solo días similares desde el 2002. En comparación con eso, en una lapso de 18 años desde 1984 hasta el 2001, la Ciudad de Nueva York tuvo 9 días que llegaron a 100 grados Fahrenheit o más”. Y “durante los últimos 30 años, Kansas City solo ha tenido un promedio de 4.8 días al año de 100 grados Fahrenheit o más, que es solo un cuarto de la frecuencia en que ocurrieron días de 100 grados o más en la década de 1930”. Unos 37 de los 50 estados estadounidenses todavía tienen los registros de las temperaturas altas establecidas en la década de 1930 o antes.

Veamos en otros lugares de Norteamérica: en Vancouver, por ejemplo, un meteorólogo informa que “desde 1938, ningún mes ha mostrado una tendencia a la alta significativa en promedio en las horas altas de día, en tanto en cuatro meses [las temperaturas] bajaron”. Todavía más, un meteorólogo de WeatherBell Analytics dice: Para el 28 de julio, las semanas anteriores y el mes anterior en Estados Unidos se registraron más temperaturas bajas récord, que temperaturas altas récord. Luego de una primavera fría y húmeda, las “olas de calor extremo” del verano fueron breves, y en su mayoría se caracterizaron por noche muy calientes.

A nivel mundial el patrón fue de un verano muy caliente en Europa occidental hasta ahora, un verano más fresco de lo normal en Europa oriental y en Rusia europea, uno más caliente en el Nordeste de Asia, etc.

Bell hace hincapié en la frecuencia de “los ‘ajustes de afinación’ de los datos de la temperatura de la superficie y de los océanos que lleva a cabo la NOAA” (siglas en inglés de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) y la Oficina de Meteorología Británica. Como ha informado en otras ocasiones la Executive Intelligence Review (EIR), estos ajustes, que también se llevan a cabo en los informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC en sus siglas en inglés), simplemente se hacen en base a decidir que las temperaturas registradas en la década de 1920 y 1930 están equivocadas, y las “ajustan” a la baja, y de esa manera se muestra que las temperaturas calientes actuales son más elevadas.

Estados Unidos pudiera ahorrar fondos y hacer más eficiente a su equipo de trabajo, simplemente pidiéndole a la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS en sus siglas en inglés) que así como llevan los datos del empleo/desempleo, lleven los registros de las temperaturas. Los registros de la temperatura se podrían sacar de los registros históricos, tan fácilmente como sacan a millones de la fuerza de trabajo de Estados Unidos.

https://www.newsmax.com/larrybell/accuweather-noaa-weather-channel-noaa/2019/08/12/id/928263/