Bolton se une a las provocaciones de Hong Kong y al Congreso de EU para enfrentar a Estados Unidos contra China

17 de agosto de 2019

17 de agosto de 2019 –Algunos de los manifestantes en Hong Kong han ondeado la bandera de Estados Unidos, algunas veces cantando el himno de Estados Unidos, Star-Spangled Banner (bandera adornada de estrellas), como lo han propagandizado en CNN, Townhall y personalmente Will Bunch, columnista del Philadelphia Inquirer rabioso opositor a Trump.

Algunos de estos manifestantes también han dicho públicamente que están haciendo esto con la intención de meter a Estados Unidos en una confrontación con China por Hong Kong. Uno de esos manifestantes que ondeaba la bandera estadounidense le dijo al periódico Asia Times que lo hizo para “hacer que el Congreso de Estados Unidos aprobara el proyecto de ley Sobre Derechos Humanos y Democracia en Hong Kong, lo más pronto posible”, que es el proyecto de ley bipartidista patrocinado por el representante demócrata Jim McGovern en la Cámara de representantes, y el senador republicano Marco Rubio en el Senado, que si se hace ley convertiría al gobierno de EU en juez y jurado de la autonomía de Hong). Townhall destacó las declaraciones de otros manifestantes que ondeaban la bandera de EU y cantaban el himno de EU, quienes dijeron que querían provocar al ejército chino para que tomara medidas severas, con lo cual forzarían al gobierno de EU a respaldar a Hong Kong.

Hasta ahora, el Presidente Trump, no ha caído en la trampa de apoyar la “revolución de color” orquestada por los británicos en Hong Kong, incluso ha llamado “disturbios” a las protestas violentas en Hong Kong.

Pero el Asesor de Seguridad Nacional de EU, John Bolton, es otra cosa. El miércoles 15 se unió, en una entrevista con Voice of America, a la campaña británica que busca una confrontación entre Estados Unidos y China por Hong Kong.

Bolton amenazó que “los chinos tienen que ver con mucho cuidado los pasos que dan, porque la gente en Estados Unidos recuerda a la Plaza de Tiananmén... Sería un error gigantesco crear en Hong Kong algo similar que recordar”. Luego llegó a admitir que según su punto de vista, los manifestantes de Hong Kong son un detonante para una revolución de color en el continente chino, e insinuó que el Presidente Xi le teme “al espíritu que pueden ver todos los demás en China con respecto a Hong Kong; que quieren su libertad”.

Y le hizo una advertencia explícita al Presidente Trump, que “yo le puedo decir en base a lo que he escuchado, solo en las semanas recientes, que el estado de ánimo en el Congreso en este momento es muy voluble, y que si el gobierno de China da un paso mal, creo yo, tendría como consecuencia una explosión en el Capitolio”.