Caos total en el Reino Unido

6 de septiembre de 2019

5 de septiembre de 2019 — El Reino Unido se viene hundiendo en el caos cada vez más, luego de que el Primer ministro Boris Johnson perdió tres votaciones seguidas en la Cámara de los Comunes durante los últimos tres días. El martes 3, perdió un voto de procedimiento cuando 21 parlamentarios del Partido Conservador (tories) votaron junto con el Partido Laborista, de oposición, para consederle al Parlamento la facultad de extenderle a Boris la fecha final para el Brexit (fijada para el 31 de octubre) hasta enero próximo. Estos 21 tories (entre los cuales hay ex miembros del gabinete de gobierno) fueron expulsados del partido a consecuencia, con la expectativa de que pierdan apoyo en caso de que hayan elecciones generales, es decir, que no se les permita participar en las elecciones como candidatos del partido en sus distritos.

Luego, Boris anunció que propondría elecciones generales el miércoles. Sin embargo, bajo la nueva ley electoral, el Primer ministro necesita una mayoría de dos terceras partes de los Comunes para llamar a elecciones extraordinarias, o sea, antes de los cinco años reglamentarios. El líder laborista Jeremy Corbyn respondió que su partido solo votaría a favor de nuevas elecciones si primero se aprueba su propuesta de extender el plazo para implementar el Brexit.

La votación sobre la extensión del plazo del Brexit se aprobó para enero, a menos que Boris pueda conseguir un nuevo arreglo con la Unión Europea antes de esa fecha, que no sea mantener al Reino Unido dentro de la unión aduanera. Esta propuesta laborista se aprobó en la Cámara de los Comunes, pero ahora se tiene que aprobar también en la Cámara de los Lores. Pero cuando Boris planteó la votación sobre nuevas elecciones, los laboristas votaron en contra porque su propuesta de extender el plazo del Brexit no fue aprobada en la Cámara de los Lores.

Ahora los seguidores de Boris en la Cámara de los Lores están siguiendo una estrategia de darle largas a la discusión, y le han propuesto ya 102 enmiendas al proyecto para extender el plazo del Brexit, y cada una de esas enmiendas se tiene que debatir y votar dos veces. Dado que la reina había aprobado la propuesta de Boris para suspender el Parlamento para la semana entrante, entre el 9 y el 12 de septiembre hasta el 14 de octubre, es sumamente improbable que aprueben la propuesta de extensión en la Cámara de los Lores. Eso significa que los laboristas no apoyarán el llamado a nuevas elecciones, y por lo tanto, que el plazo del 31 de octubre sigue siendo la fecha en que entra en vigor el Brexit, con todas las consecuencias que lleva consigo.