Carney amenaza con quebrar a la industria mundial si no se somete al terrorismo ambiental

18 de octubre de 2019

18 de octubre de 2019 — El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney (postulado para encabezar el FMI próximamente) amenazó al mundo con desatar un colapso financiero mundial, si no se adopta su lunática dictadura financiera “verde”. En una entrevista publicada el 13 de octubre en el diario londinense Guardian, advirtió que las empresas e industrias que no adopten su dictado de “cero emisiones de carbón”, no recibirán ningún tipo de financiamiento para inversión y serán condenadas a la quiebra.

“Habrá industrias, sectores y firmas que van a funcionar bien durante este proceso, porque serán parte de la solución”, dijo Carney. “Pero también habrá algunas que se queden atrás, y serán castigadas”.

Carney repitió lo que le dijo al diario Daily Mail el pasado 31 de julio en otra entrevista: “Las compañías que no se adapten, incluso en compañías del sector financiero, se irán a la quiebra sin lugar a dudas”.

No solo las empresas del carbón están en riesgo, sino también los bancos.

“Así como en cualquier otro cambio estructural de envergadura, los bancos expuestos al sector de la industria pesada, en su ocaso, sufrirán consecuentemente”, le dijo al Guardian. “Algunos valores van a subir, muchos van a bajar. La cuestión es si la transición es tranquila, o si hay algo que la retrasa y entonces sucede de manera muy abrupta. Esa es una pregunta abierta”, señaló. “Entre más se tarde el ajuste en la economía real, será más grande el riesgo de que haya un ajuste tajante”.

“Hay una necesidad de actuar para alcanzar el cero neto en emisiones, pero realmente llega en un momento en que es necesario un aumento enorme en las inversiones globalmente, para acelerar el ritmo del crecimiento global, para ayudar a que suban las tasas de interés globales, para salirnos de este crecimiento bajo, esta trampa de las bajas tasas de interés en la que estamos”.

Dice que la City de Londres está en posición de convertirse en el centro financiero verde del mundo. “Ciertamente el sistema financiero del Reino Unido es uno de los más sofisticados en el manejo de este riesgo. El Reino Unido puede extender esa ventaja, para el bien del Reino Unido, para el bien del mundo. Un número de las soluciones industriales se sacan de las fortalezas de la innovación en el Reino Unido, desde la utilización de la inteligencia artificial en los sistemas de energía a través de los materiales potencialmente avanzados como el grafeno. Hay una gran ventaja para la economía del Reino Unido”.

Simultáneamente, como si salieran en respaldo del plan de Carney para una dictadura financiera verde, la organización “Rebelión a la extinción” (XR, en sus siglas en inglés) –-que recibe contribuciones de milmillonarios— salió a manifestarse a la cuadra donde se ubica el centro financiero de la City de Londres. Unos cien miembros de XR se sentaron frente al Banco de Inglaterra al día siguiente, lunes 14, antes de que se abriesen los mercados. Haciéndose eco de lo que le había declarado Carney al Guardian el día anterior, XR dio a conocer una declaración que dice: “Rebelión a la Extinción perturbó esta mañana el sistema que financia la crisis ambiental. El día de la perturbación, que tiene como blanco a las instituciones financieras, busca destacar la mucho mayor perturbación que enfrentan quienes viven en los medios ambientes destruidos sistemáticamente por las compañías que respalda el Reino Unido. El daño ecológico es global, y ahora está golpeando el sur global”.

El mismo diario Guardian cita a los manifestantes de la XR que casi parafrasean a Carney, cuando dicen que concentrarán sus ataques en las instituciones financieras que “financian la destrucción medioambiental”.

EIR no ha podido confirmar el rumor de que Carney contempla que la moneda digital global que él propone para los bancos centrales del mundo, sea la “XR”, utilizando el símbolo XR para representarla.