EU y México lanzan la “Operación Congelado” para acabar con el tráfico de armas de EU a los carteles del narcotráfico en México

25 de octubre de 2019

24 de octubre de 2019 — Dos días después de que los Presidentes de Estados Unidos y México, Donald Trump y Andres Manuel López Obrador (AMLO), respectivamente, hablaron sobre la urgencia de unir sus esfuerzos para detener el enorme tráfico ilegal de armas que viene de Estados Unidos, el cual apertrecha a los carteles del narcotráfico en México, los dos gobiernos lanzaron la “Operación Congelado”, para acabar conjuntamente con ese tráfico. El propósito que tiene la operación “Congelado” (Frozen en inglés), como tuiteó varias veces el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, luego de que los Presidentes hablaran por teléfono el sábado 19, es enfrentar conjuntamente una amenaza común que “ninguno de los dos países pueden hacer frente solos”.

“El Presidente Trump llamó al Presidente López Obrador esta mañana para reiterarle nuestro respaldo pleno a la pelea contra el crimen organizado. Dediquemos nuestras energías a derrotar a los criminales que son una amenaza para todos. Juntos podemos hacerlo”, tuiteó Landau luego de la llamada telefónica. En otro tuit, escribió que “el flujo ilegal de armas y dinero que entra a México —como vimos en Culiacán, es la raíz del poder del crimen organizado”; y en otro tuit dice: “¡México, ten en cuenta que en la embajada [de EU] tienes a un fuerte aliado en esta materia!”.

Como insistiera Lyndon LaRouche por mucho tiempo, una cooperación internacional como esa entre naciones soberanas es esencial para derrotar al aparato de Narcotráfico S.A. de Londres, como también lo es la cooperación económica para sustituir al sistema financiero transatlántico en bancarrota que dirige el trafico de drogas, con un Puente Terrestre Mundial de proyectos de desarrollo conjuntos de infraestructura y desarrollo industrial y tecnológico.

En el 2016, informes que emitieron por separado las agencias gubernamentales de las dos naciones, a saber, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y la Oficina de Contabilidad del Gobierno de EU (GAO, en sus siglas en inglés) coincidieron en que alrededor del 70% de las armas utilizadas por los sicarios de los carteles del narcotráfico en México provienen de EU, y muchas de estas son armas de uso militar.

Bajo el gobierno del Presidente Trump, México ya no enfrenta al Estados Unidos de Obama y su traicionera operación “Rápido y Furioso” con la que armaron a los carteles, para no mencionar el impulso que le dio Obama a la legalización de las drogas. El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, le dijo a la prensa que López Obrador le explicó a Trump que en la lucha entre el ejército y el cartel de Sinaloa que tuvo lugar en Culiacán, los pistoleros del cartel cargaban armas que facilmente podían haber desbaratado cualquier blindaje, incluso desde lejos, y el Presidente Trump estuvo de acuerdo con la idea de “congelar, no meramente reducir, congelar el tráfico de armas hacia México”.

A los dos días, el embajador Landau de Estados Unidos y el secretario de Relaciones Exteriores Ebrard, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, el secretario de Defensa, general Luis Sandovál G., y el secretario de la Marina, almirante José Ojeda Durán presidieron juntos una reunión del Subgrupo Binacional sobre Tráfico de Armas, en la que acordaron coordinar estrategias de seguridad para la frontera, llevar a cabo actividades conjuntas y compartir información de inteligencia. Quienes participaron ahí, entre los que estaban representantes de agencias relevantes de ambos países, coincidieron en sostener reuniones ejecutivas cada 15 días para evaluar el avance, agilizar la colaboración entre las agencias, y “sellar las fronteras, cada país desde sus responsabilidades y en un ámbito soberano”, informa la declaración del SSPC sobre la reunión.

La embajada de Estados Unidos envió un tuit diciendo que “hoy presentamos la Operación Frozen... el embajador Landau de Estados Unidos en México, subrayó que existe la voluntad política para enfrentar los desafíos que tenemos ambos”, e incluyó un enlace a la declaración de la SSPC luego de la reunión.