Presidente electo de Argentina dice al FMI que pagará la deuda en sus términos, “sin medidas de austeridad”

21 de noviembre de 2019

21 de noviembre de 2019 — En una llamada telefónica con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, el Presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, dijo el miércoles 20 que había elaborado un plan para pagar lo que el país le debe al FMI, “pero sin más ajuste... Vamos a proponer un plan de pagos que podamos cumplir”, afirmó. “Hemos elaborado un plan sustentable que nos va a permitir crecer y cumplir con las obligaciones que la Argentina tiene con ustedes y con el resto de los acreedores” le dijo a Georgieva, según un boletín de prensa que emitió después de la llamada. De hecho, Fernández respondía con esto a las declaraciones que ella había hecho el día anterior.

En esas declaraciones, informó Página 12, Georgieva dijo que entendía las dificultades que enfrentaba el nuevo gobierno, en especial dado el aumento de la pobreza (la cual ahora es de 38% según un estudio que recién publicó el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica), informó el 19 de noviembre La Política Online.

Sin embargo, en esas declaraciones ella añadió que Fernández tendrá que encontrar “la forma de vivir con restricciones presupuestarias [o sea, austeridad] que existen y para hacerlo deben continuar trabajando sobre los gastos donde, tal vez, no estén dando los resultados esperados” para el país. La clave, dijo ella es garantizar la “viabilidad fiscal” de los proyectos propuestos. En una entrevista con Bloomberg antes de que hablara con Fernández, Georgieva advirtió que “el gobierno debe encontrar la forma de vivir con restricciones presupuestarias... Deben lograr que la deuda regrese a niveles sostenibles de forma que puedan regresar a los mercados”.

Fernández no ha dado a conocer todavía los detalles de su plan económico, aunque aparentemente incluye una variedad de nuevos impuestos, incluyendo impuestos a las exportaciones y al ingreso personal, así como emisiones monetarias moderadas, mientras reducen aún más el déficit fiscal. El Presidente electo dice que está contando con la cooperación del Tesoro de Estados Unidos para ayudarlos a obtener un programa más “flexible” con el FMI; pero la catastrófica crisis económica de Argentina va a requerir de algo más dramático que un programa fondomonetarista más “flexible”, como por ejemplo, unirse a la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China. En los primeros cinco meses del 2020, el gobierno debe pagar $15 mil millones de dólares de los cuales $10 mil millones se vencen en el primer trimestre del año, y simplemente no puede pagarlo. Como señalara Cristian Carrillo el 19 de noviembre en el periódico Página 12, en cuatro años, Mauricio Macri aumentó la deuda externa en $140 mil millones de dólares (alrededor de $33 mil millones al año) de los cuales $94 mil millones de dólares salieron como fuga de capitales y no tuvieron ningún propósito útil dentro del país.